Problemas de la gata durante el parto

parto gata
¿Tú gata va a tener cachorros? Pues puedes estar tranquilo, ya que lo normal es que todo vaya sobre ruedas. Sin embargo, deberás estar atento por si surge algún problema y debes llamar a un veterinario. Es importante que estés aún más alerta si tu mascota es una persa, ya que es la raza que más problemas tiene durante el parto por culpa del tamaño de las crías.

Hoy en Animal Mascota queremos hablarte de todos los problemas que pueden surgir durante el parto de la gata. ¿Nos acompañas?
SEGUIR LEYENDO “Problemas de la gata durante el parto”

Cómo cuidar a la perra tras una cesárea

perra cesarea
Gracias a los avances en el ámbito veterinario, hoy en día es posible detectar problemas durante la gestación de las perras y, en el caso que sea necesario, programar cesáreas, lo que puede salvar la vida tanto de la hembra como de los cachorros. Lo normal es que este procedimiento se realice cuando el parto es difícil y laborioso o por la falta de fuerza en las contracciones.

Si tienes una perra que acaba de pasar por una cesárea o pertenece a una raza braquicéfala, que son las más propensas, te interesará echarle un vistazo a los consejos que vamos a proporcionarte a continuación sobre cómo cuidar a las hembras tras una cesárea. ¿Te apetece acompañarnos?
SEGUIR LEYENDO “Cómo cuidar a la perra tras una cesárea”

Cómo preparar el parto de una gata


El parto de una gata es algo natural y que es muy probable que te toque vivir si tienes esta mascota en tu hogar, y son varias las cosas que debes tener en cuenta para poder conseguir que sea un proceso agradable en el que la felina sufra lo menos posible. Si tu gata está embarazada, debes saber que será ella misma la que te vaya dando señales de que ha llegado el momento del parto, así que debes conocerlas para saber interpretarlas.

Es importante que tengas un lugar preparado para que la gata pueda dar a luz con las máximas comodidades, creando un ambiente que sea ideal tanto para ella como para los gatitos que están por llegar. A continuación te daré algunas de las claves más importantes para que sepas cómo ayudar a tu gatita en un momento tan importante en su vida.
SEGUIR LEYENDO “Cómo preparar el parto de una gata”

Qué hacer durante el parto de una gata


¿Tu gata esté embarazada? Pues es importante que sepas varias cosas sobre el parto de los felinos, como que el embarazo de estos animales dura entre 64 y 67 días.

Lo mejor del embarazo de las gatas es que, llegado el momento, el parto es fácil y la mayoría de gatas no tienen problemas para parir solas. Aún así, debes saber cómo actuar frente al nacimiento de los gatitos. Te explicamos lo que debes saber sobre el parto de la gata a continuación.
SEGUIR LEYENDO “Qué hacer durante el parto de una gata”

Posibles complicaciones en el parto de la perra


En el momento en el que tu perra vaya a tener a sus cachorros, seguro que te entran un montón de dudas y de preguntas, como qué tipo de complicaciones pueden aparecer durante el parto. Lo primero que debes tener en cuenta es que una perra pequeña pare entre tres y cinco cachorros, mientras que las grandes, entre siete y nueve perros, aunque puede darse el caso de que tengan más.

Por otro lado, debes saber que una perra sí puede traer a sus cachorros al mundo en casa, aunque debe contar con la supervisión de sus dueños, y que estos tengan claras unas mínimas pautas de actuación durante el parto, aunque hay situaciones en que es recomendable que el animal tenga el parto en una clínica, como en el caso de que se prevean complicaciones como las que vamos a contarte a continuación.
SEGUIR LEYENDO “Posibles complicaciones en el parto de la perra”

Cómo cuidar a una perra después del parto


Saber cómo cuidar a una perra durante el embarazo es muy importante, pero también debemos estar atentos de nuestra mascota justo después del parto para que recupere la energía necesaria para cuidar de sus cachorros.

Aunque las perras se recuperan de manera espontánea después de un parto natural en una semana, se deben tener en cuenta algunos cuidados básicos para que la convalecencia resulte más rápida y el animal tenga una recuperación satisfactoria. Te damos las pautas para que tu perra se recupere tras el parto a continuación.
SEGUIR LEYENDO “Cómo cuidar a una perra después del parto”

Ayudar al parto de nuestra gata


Habitualmente, las gatas no suelen tener problemas durante el parto y dan a luz solas. Para ello, tenemos que dejarle total libertad para que elija el lugar que le parezca más tranquilo y seguro para tener a sus cachorros, sin obligarla a hacerlo en un lugar determinado. Si comienza a dar a luz en el suelo, sobre todo si éste está frío, no debemos llevarla a ningún lado, sino limitarnos a poner toallas para ayudar a los cachorros a mantener el calor.

Sin embargo, aunque la dejemos tranquila, conviene que estemos cerca por si surgiera algún problema que pueda poner en peligro la vida de la madre o de los cachorros.

El día el parto, la gata no comerá y jadeará de vez en cuando, lamiéndose la vulva con frecuencia. Cada gatito nacerá en una bolsa independiente, que la gata romperá para cortar el cordón umbilical.
SEGUIR LEYENDO “Ayudar al parto de nuestra gata”

Las señales del parto de nuestra perra


Después de aproximadamente dos meses de embarazo, los más probable es que durante la semana anterior al parto, se produzca en nuestra perra un cambio en su comportamiento. No debemos extrañarnos va recogiendo objetos para preparar su nido por ejemplo. Podrá buscar o bien un lugar tranquilo para parir, o la compañía de su amo. Por otro lado es frecuente que el apetito del animal disminuya.

El desarrollo de sus mamas es un signo inconstante, sobre todo si la perra es primeriza, ya que en estas la producción de leche puede comenzar bien el mismo día del parto o en los días posteriores al nacimiento de los cachorros. Respecto a la vulva, tres días antes del parto esta se hinchará y relajará como consecuencia del efecto de la impregnación estrogénica. Esto último en algunos casos provoca un falso celo en la perra.

Por otro lado, la temperatura rectal de la perra disminuirá levemente en las horas anteriores al parto. Podemos utilizar esto como un indicador de la inminencia del parto, pero para ello debemos tomarle la temperatura por la mañana y por la noche, en los cuatro días anteriores a la que se supone es la fecha del parto. Este factor nos indicaría pues que el feto ya está maduro.

Finalmente, hemos de saber que cuando la perra elimine de forma natural el tapón mucoso que se encontraba en el cuello del útero, entonces si que nos encontraremos ante el inminente parto. En menos de 36 horas el animal empezará a tener las primeras contracciones. El nacimiento de los cachorros podrá ocurrir o bien naturalmente o bien a través de cesárea, sin ningún tipo de riesgo para los recién nacidos. Ahora bien, hay que señalar que una inducción médica de un parto en la especie canina es algo peligroso.

Qué hacer durante el parto de nuestra perra


Tras 60 días aproximadamente de gestación llega el gran momento del parto de nuestra perra. ¿Qué debemos hacer? ¿Qué debemos saber? Durante las 24 horas anteriores al parto, es muy probable que nuestra mascota deambule intranquila por la casa, que jadeará un poco e incluso podrá tiritar. Es posible que intente escarbar en el suelo del jardín (en el caso de que tengamos) o en la alfombra por ejemplo. Está buscando un lugar seguro para tener a sus cachorritos. Lo único que tenemos que hacer nosotros hasta este momento es estar calmados y hablarle a ella para tranquilizarla también.
SEGUIR LEYENDO “Qué hacer durante el parto de nuestra perra”

El parto y la lactancia en los gatos


Si tu gata está embarazada y a punto de dar a luz, no te preocupes, lo más probable es que no tengas que hacer absolutamente nada durante el parto. Todas las razas de gatos son autosuficientes, la naturaleza les dicta qué han de hacer, no importa que tu gata sea primeriza. A no ser que el veterinario te haya indicado lo contrario, tu gata se las apañará perfectamente sola para tener a sus cachorros.

Los gatitos nacen con los ojos cerrados. Tardan aproximadamente una semana o 10 días en abrirlos. Sus primeros días consistirán en dormir y comer con avidez. Observarás que el carácter de tu gata cambia y se muestra menos juguetona y cariñosa contigo, e incluso puede mostrarse recelosa si intentas acercarte a los cachorros recién nacidos.

Debes ser muy cuidadoso y respetuoso con madre e hijos durante los primeros días. Si quieres tocar a los cachorros, espera un poco o aprovecha para acercarte a ellos cuando la madre se haya alejado. Pasados los primeros días verás que tu gata vuelve a confiar en ti como siempre y que podrás acercarte y tocar a los gatitos sin problema.

La lactancia felina suele durar un mes o mes y medio. A partir de las tres semanas debemos empezar a ofrecer comida blanda a los gatitos, colocándola en una cuchara y acercandola a la nariz de los cachorros, para que puedan olerla y sentirse interesados.

Por su parte, la madre debe recibir en esta época una dieta completa y específica para su estado, con pocas grasas, pero mucha proteína, además de sales minerales y vitaminas.

Lo habitual son las camadas de 3 a 6 cachorros, pero si tu gata pare a 8 crías (es una posibilidad, aunque remota) deberás ayudarla dando biberones a algunos de los cachorros ya que ella no podrá ocuparse de todos.