Cómo evitar que tu gato te muerda


Aunque habitualmente asociamos el gesto de morder a los perros, son muchos los amos de gatos que cada día tienen que vérselas también con los mordiscos de sus felinos, que pueden llegar a ser dolorosos y transformarse en una costumbre que haga la convivencia muy molesta cuando el gato la realiza continuamente.

Normalmente este hábito deriva de que, cuando era pequeño, le hemos permitido que mordisquee nuestras manos, y cuando crece no sabemos cómo hacer que dicho hábito desaparezca. Aquí tienes las pautas que debes seguir para conseguirlo:
SEGUIR LEYENDO “Cómo evitar que tu gato te muerda”

Consejos para detener los mordiscos de los cachorros


Como ya te comentamos hace unos días, los mordiscos de los cachorros no son solo motivos de juego, si no de la aparición de los dientes. Todo le viene bien al pequeño para que el dolor de sus nuevos dientes desaparezca. No debes ser blando y dejar que el animal mordisqué todo lo que encuentre a su alrededor ya que cuando sea mayor aprender a que eso no es lo correcto, le costará mucho más.

Tan pronto como el cachorro muerda, debes dar un grito para que vea que eso te duele. Mírale y márchate del lugar en el que te encuentres. Luego regresa, después de un minuto, con un juguete. Pregúntale si quiere jugar con el juguete. Comienza el juego si ves que no te muerde. Si el cachorro no hace caso a este consejo que te acabamos de dar puedes hacer lo siguiente.
SEGUIR LEYENDO “Consejos para detener los mordiscos de los cachorros”

Los mordiscos de los cachorros


Los cachorros juguetones tienden a morder las manos y las piernas de manera natural. Es muy común que los cachorros no midan sus fuerzas y que lo que comienza siendo un juego, termine siendo un momento bastante desagradable, sobre todo para los niños. Estos mordiscos, con el paso del tiempo van desapareciendo pero de todas formas hay que enseñarle que eso no está bien.

Si este comportamiento continúa en el futuro se pueden llegar a producir lesiones graves si el perro es grande. Por lo tanto, es muy importante enseñar a tu cachorro a no morder demasiado fuerte y poco a poco hacer que deje de morder por todas. Es necesario enseñarles a controlar sus mandíbulas. Los cachorros aprenden a no morder demasiado fuerte cuando juegan con su camada y la madre.
SEGUIR LEYENDO “Los mordiscos de los cachorros”