Riesgos de dar medicinas humanas a los perros

automedicar perros
A pesar de ser una práctica bastante peligrosa, es de lo más habitual en las viviendas españolas. Nos referimos a automedicar a los perros con fármacos humanos. Y es que la gente no es consciente de lo peligroso que puede llegar a ser proporcionar a los canes medicinas creadas para las personas.

Hoy en Animal Mascota te hablamos de los riesgos que puede tener para el animal ofrecerle fármacos humanos. ¿Te apetece acompañarnos?
SEGUIR LEYENDO “Riesgos de dar medicinas humanas a los perros”

Trucos para que tu perro tome su medicación


Estarás de acuerdo con nosotros en que una de las tareas más difíciles a la hora de cuidar de una mascota es logar que se tome la medicación. Y es que a menudo, los animales rechazan pastillas, jarabes, gotas, pomadas y, sobre todo, las inyecciones.

Afortunadamente, existen algunos trucos para conseguir que tu perro tome la medicación sin que suponga un verdadero quebradero de cabeza para el dueño. Sobre todo debes tener en cuenta que no debes dejar dominarte por ella en temas tan delicados como su salud.
SEGUIR LEYENDO “Trucos para que tu perro tome su medicación”

Dar una pastilla a un gato


Tu veterinario te acaba de dar la noticia de que durante, al menos, tres días debes dar a tu gato una pastilla. Seguro que te has asustado y no sabes cómo hacerlo. No te preocupes, dar una pastilla a un gato no es tan difícil como parece. Tampoco pienses que le vas a dejar la pastilla al lado de su camita con agua y este se la va a tomar directamente.

Uno de los trucos que puedes utilizar es disolver o machacar la pastilla para mezclársela en su comida. Los gatos, no son como los perros, que engullen una bola de carne picada nada más verla lleve lo que lleve en su interior. Los gatos lamen todo y si encuentran algo duro que no les cuadra, simplemente lo aparatan y continúan lamiendo. Lo mismo sucede con el olor, si el alimento huele extraño, lo más probable es que simplemente no se lo coman. No se les puede engañar fácilmente.

En el mercado actual, encontrarás a la venta un nuevo dispositivo que te facilitará mucho dar la medicación a tu gato. Es una mezcla entre una jeringa y una pistolita de agua. Esta, dispara el comprimido en la parte posterior de la garganta del gato y le sigue un chorro de agua. Pregunta a tu veterinario. Pero si finalmente decides probar por el método tradicional, haz lo siguiente:

– Atrapar al gato y ponlo sobre una mesa.
– Sostenle firmemente con tu brazo izquierdo, y con la mano abre su boca desde las comisuras.
– Con tu mano derecha, coloca el comprimido en la parte posterior de la boca del gato.
– El animal, tendrá el acto reflejo de tragar al notar algo en su boca.
– Mantenle en esa posición un rato hasta que te asegures de que no expulsa la pastilla.

Suministrar la medicación a tu mascota


Tener una mascota enferma en casa puede llegar a ser muy difícil, debido al estrés que te puede suponer una situación tan habitual como la de proporcionar los medicamentos al animal. Algunos perros y gatos toman sus medicamentos con facilidad, mientras que otros necesitan un poco más de dedicación para que se realice la ingesta de forma correcta. No importa lo difícil que sea conseguir que tu perro o tu gato tome la medicación, lo más importante es seguir de forma correcta las instrucciones de tu veterinario.

Lo primero que puedes hacer es preguntarle a tu veterinario si tu amigo puede tomar la medicación junto con algún alimento. Si es así, trata de colocar la pastilla envuelto por la comida como si fuera un “regalito”. Si por el contrario, la pastilla no puede ser ingerida con comida, intenta seguir los siguientes pasos:

1. Sostén la píldora entre el pulgar y el dedo índice
2. Sujeta firmemente la mandíbula superior de tu mascota, con la otra mano inclina su cabeza con suavidad
3. Usando tu dedo corazón, abre lentamente la mandíbula inferior
4.Mantén tu dedo corazón entre los dientes incisivos pequeños y deposita la pastilla en la parte más anterior de la lengua
5. Cierra la boca de inmediato y mantén la mano sobre la boca
6. Levanta un poco su cabecita, esto obligará al animal a tragar

Si el medicamento que debes suministrarle es líquido, el proceso es muy el mismo, aunque suele resultar mucho más fácil. Asegúrate de mantener la calma cuando le estés administrando la medicación.