Leonberger, el gigante manso


En 1840 Heinrich Essig, un farmacéutico y alcalde de la localidad de Leonberger deseaba crear una raza de perro que se pareciera lo más posible a un león para crear así una raza lo más parecida posible al león que aparecía en el escudo de su ciudad. Para conseguirlo, decidió cruzar hembra Terranova blanco y negro con un San Bernardo y a su vez, los cachorros nacidos de este cruce fueron cruzados con un mastín de los Pirineos.

Como resultado de todos aquellos cruces nacieron una perros muy grandes, de pelo largo y blanco que en el siglo XIX llegaron a ser muy populares, sobre todo entre la realeza, ya que se cuenta que la reina María Antonieta poseía un perro Leonberger que medía más de un metro de alzada.

Actualmente los perros de esta raza presentan un pelaje semifino o áspero, bastante áspero y poco ondulado, de colores leonados con máscara negra. Es un perro grande, que puede llegar a medir hasta 80 centímetros de alzada y pesar ochenta kilos.
SEGUIR LEYENDO “Leonberger, el gigante manso”