Conocer el lenguaje corporal del perro


Al igual que nosotros, los perros no se expresan sólo con la voz, es decir, con los ladridos, sino que también lo hacen a través del lenguaje corporal para mostrarnos su estado de ánimo. Por ello, deberemos estar atentos a él para conocer qué es lo que nuestro perro nos quiere decir. Los perros se expresan a través de sonidos, pero las posturas que adoptan en determinadas situaciones también pueden darnos pistas acerca de su estado de ánimo.

Para esta comunicación no verbal, los perros utilizan la cola, las orejas, los ojos y la postura del cuerpo.
SEGUIR LEYENDO “Conocer el lenguaje corporal del perro”

El lenguaje de la cola del gato


A la hora de comunicarse con nosotros, los gatos utilizan distintos métodos. Si son muy vocales, desplegarán una gran gama de maullidos que nos harán saber inmediatamente su qué es lo que sienten, pero, como la mayoría de los animales, no sólo utilizan su voz para comunicarse, sino el resto de su cuerpo. En el caso de los gatos, esta comunicación se realiza sobre todo a través de los movimientos de su cola, acordes con su estado de ánimo. Observándola, sabremos si el gato quiere estar con nosotros o es mejor que lo dejemos solo porque no está de buen humor. Estos son los mensajes más habituales que nos transmiten los gatos con el movimiento de la cola:

– Cuando el gato está relajado y se encuentra cómodo, su cola está ligeramente curvada hacia abajo también curvada en la punta. Si nos saluda con la cola totalmente vertical, está muy contento y se muestra realmente amistoso.
SEGUIR LEYENDO “El lenguaje de la cola del gato”

El lenguaje corporal de las iguanas


Aunque podemos pensar que las iguanas son unos animales estáticos que raramente cambian de posición, nada más lejos de la realidad. Las iguanas, al igual que cualquier otro tipo de mascotas, también poseen un lenguaje corporal con el que hacen saber a quienes están a su alrededor su estado de ánimo o qué necesitan, y es conveniente, si somos propietarios de una, que aprendamos a conocerlo para no llevarnos sorpresas o algún que otro mordisco si las molestamos cuando no debemos.

Para conocer su lenguaje corporal deberemos acostumbrar a la iguana a nuestra presencia. Para ello, nos acercaremos al terrario hasta que se acostumbre a nuestra presencia y, cuando lo hayamos logrado, la sacaremos. Para cogerla, la apoyaremos en el brazo, como si el animal estuviera en una rama del árbol, pero teniendo siempre la precaución de cogerla por detrás de su mandíbula inferior.
SEGUIR LEYENDO “El lenguaje corporal de las iguanas”

Entender el lenguaje canino


Cuando tratas de comprender a los animales, seguramente habrás notado que demuestran sus emociones a través de su lenguaje corporal. Ten en cuenta algunas conductas típicas de los perros que han sido descifradas por expertos en comportamiento animal, para entender lo que quieren decirte.


Si tu mascota mueve la cola enérgicamente significa que siente mucha alegría, por ejemplo seguramente la agita cuando regresas a casa. También podría orinarse, especialmente si se trata de una hembra pequeña, pues demuestra que se ha puesto muy contenta.


Si el movimiento de la cola es arrítmico y algo lento, es posible que tu perro esté receloso o tenga miedo de algo.


Un ladrido breve y con modulación aguda significa que está fastidiado y desea cambiar de situación. Seguramente lo mejor que puede hacer es alimentarlo o sacarlo a pasear.


Si las orejas de tu perro están tiesas hacia adelante y mantiene la cola erguida y rígida, interprétalo como un claro síntoma de preocupación.


Las orejas hacia atrás y la cola caída o entre las patas indican que tu perro temor. Es un claro signo de inseguridad.


Los ladridos entrecortados intercalados con gruñidos suaves sin enseñar los dientes, evidencian que está conforme y que disfruta lo que está haciendo, por ejemplo cuandu juegas.


Si el perro se ve amenazado o se preparar para atacar, seguramente mostrará sus dientes, gruñirá insistentemente, ladrará para asustar y no quitará la vista del objetivo contra el que va a arremeter.

Los movimientos de la cola de un perro


Los movimientos de la cola en los perros equivalen a nuestra expresión facial, es decir, es su forma de comunicarse. Puesto que en su origen los perros vivían en jaurías, necesitaban comunicarse con el resto del grupo para así cazar.

Además, los perros poseen en su ano glándulas que liberan feromonas. El movimiento de la cola hace que el olor de las feromonas se disperse y llegue a otros perros. Por ese olor el resto de animales puede saber la edad del perro, si está en celo o su estatus dentro de la jauría.

Debemos conocer el lenguaje corporal de nuestro perro e interpretarlo adecuadamente:

Movimiento suave y pausado de la cola, con las orejas levantadas, significa duda, el perro no sabe si la persona que tiene frente a él es de confianza. Esta persona, que puede ser un amigo de visita o simplemente el cartero, debe ser cuidadoso y evitar los movimientos bruscos para que así el perro no reaccione violentamente.

– Cola situada entre las patas, significa miedo y también precaución, así el perro evita la secreción de sus feromonas, es decir, que el visitante sepa más de él.

Movimiento corto y rápido de la cola mientras se enseñan los dientes y las orejas se pliegan hacia atrás, es un previo a un ataque.

– Cola tensa, pelo erizado, es una advertencia, significa que el perro no quiere atacar, pero tampoco ceder el territorio. Ante una reacción así, lo mejor es retirarse lentamente.

Cola levantada, con la punta hacia arriba, indica que es el perro dominante.

Movimientos rápidos de la cola, cierta agitación del cuerpo, significa felicidad, alegría, impaciencia por algo bueno que va a llegar: un paseo, la comida, un juego, etc.

El lenguaje corporal de tu perro


Todo dueño de perro ha dicho alguna vez que su perro le mira “como si le entendiera” pero, ¿entienden los dueños a sus perros?

Hay algunas claves que nos pueden ayudar a comprender mejor a nuestra mascota gracias a su lenguaje corporal:

– La movilidad de las orejas de los perros hacen que sea una de las partes de su cuerpo más expresivas. Si están echadas hacia delante, significa un estado de alerta, mientras que si están echadas hacia atrás, signfican lo contrario, relajación. Cuando las orejas están plegadas hacia atrás y en tensión significa miedo o incluso agresividad.

– Los ojos de los perros son también muy expresivos, y fáciles de interpretar, porque hacen casi lo mismo que nosotros: una mirada de lado indica inseguridad, parpadeos rápidos estrés, y una mirada fija a los ojos desafío. Si nos miran fijamente e inclinando hacia un lado la cabeza es señal de atención.

– El lamido es siempre una señal positiva, ya sea de afecto, saludo o sumisión. Un perro lame a otro no sólo para saludarle, sino también para tranquilizarle o tranquilizarse él mismo, que ve que ese perro no es un enemigo.

– La boca, sin embargo, adquiere movimientos que a veces son difíciles de interpretar. Por ejemplo, el castañeteo de dientes no indica frío, sino emoción por algo que va a suceder. La boca parcialmente abierta indica relajación. Si a ese movimiento se le añade resuello o sacar la lengua, es más complejo, puede significar que el perro tiene calor o que está estresado. La agresividad es fácil de interpretar, el perro tensa los labios hacia atrás, enseñando los dientes. Si el perro hace ese mismo movimiento, pero sin enseñar los dientes y arrugando la comisura de los labios, indica nervios y miedo.

Entiende a tu gato a través de sus movimientos

Seguramente te gustará poder entender a tu gato a través de sus movimientos. Te contamos algunos consejos para aprender a leer el lenguaje corporal y vocal de tu gato. Cada gato es único, sus dueños son quieres mejor lo van a entender, si los vas observando seguro que irás relacionando todas sus actitudes en las distintas situaciones cotidianas. Ten en cuenta que algunas razas no emplean tanto el lenguaje vocal. Por ejemplo, los persas se caracterizan por casi no emitir sonidos, en cambio los siameses tienen un maullido repetitivo y agudo muy peculiar.
SEGUIR LEYENDO “Entiende a tu gato a través de sus movimientos”

El lenguaje corporal de los gatos


Es más difícil saber el estado de ánimo de un gato que de un perro. Tal vez esto sea por lo misteriosos que llegan a ser estos animales, pero prestando un poco de atención a sus movimientos y gestos podemos llegar a conocer mejor a estas mascotas.

Como sucede en los perros, una cola bien levantada significa felicidad, pero una cola caída o entre las patas significa tristeza, enfermedad o miedo. Si la cola de tu gato está como “inflada”, cuidado, puede que esté enfadado por algo y está listo para lanzarse y quitar el problema de en medio. Si ves esa cola menearse, nuestra mascota está alerta, así que no le pierdas de vista para ver qué es lo que quiere hacer.


Si tu gato se sienta con los ojos medio cerrados, parpadeando lentamente e incluso ronroneando, eso significa que está muy a gusto. Otro punto del que debes estar pendiente es de la posición de sus bigotes. Si ves que los mueve rápidamente es que está preparado para cazar, seguro que su presa es una mosca o un pequeño bichito que ha detectado. Recuerda que mientras que el bostezo en el mundo humano se puede tomar como un gesto grosero, en el mundo gatuno es considerado como un signo de tranquilidad, así que no te ofendas.


Debes tener presente que hay cosas que no les gustan demasiado, como por ejemplo llevar collar y el agua. Puede que tu gato se siente frente a la ventana y le veas mover el rabo mirando por ella, pero eso no significa que quiera salir, simplemente está entretenido.