Elegir jaula para los jerbos


Un aspecto muy importante a tener en cuenta cuando se quiere tener un jerbo como mascota es el de la jaula en la que vivirá. Las jaulas son un lugar donde irán a comer, dormir y jugar. Si no seleccionas una buena jaula, este error puede acarrear diferentes problemas a tu mascota, por ejemplo; una jaula demasiado pequeña puede ser un lugar muy estresante para el animal.

Existe una opción que suelen elegir algunos dueños de jerbos y es la de comprar un acuario. Los acuarios de cristal Son baratos en comparación con las jaulas de jerbos y son mucho más fáciles de limpiar. Además, se pueden observar sus actividades de manera clara y, lo más importante, es que tu mascota no se dañará con ninguna parte de su casa.
SEGUIR LEYENDO “Elegir jaula para los jerbos”

Cuidados del jerbo


Si quieres tener una mascota realmente curiosa en casa, puedes decidirte por el jerbo, pariente del hámster. Sin embargo, para que tu mascota disfrute de una buena calidad de vida, debes tener presente que necesita una serie de cuidados específicos de su especie.

En primer lugar, a diferencia del hámster, al jerbo no le gusta vivir en una jaula. Como le encanta escarbar, saltar y esconderse, si lo metes en una jaula seguramente el material con el que cubras el suelo acabará desperdigado por todas partes, e incluso puede que el animal se haga daño intentando salir entre los barrotes, al quedar atrapado en ellos.

Por ello, la mejor alternativa para tener un jerbo es un terrario o un acuario con una cubierta para evitar que se escape, ya que sus patas le permiten dar unos saltos que, si no cubres el acuario, le permitirán escaparse continuamente.
SEGUIR LEYENDO “Cuidados del jerbo”

Tener un jerbo como mascota


Los jerbos son una especie de hámster de cola larga que no llevan demasiados años siendo utilizados como animales de compañía. Su antepasado más directo es el jerbo de Mongolia (Meriones unguiculatus), que apareció por primera vez en el noreste de China. Los jerbos fueron estudiados por los científicos durante la década de los 50 y, debido a su temperamento apacible, se convirtió en una de las mascotas más populares de Europa.

Su esperanza de vida no es excesivamente larga. Suelen vivir entre 3-4 años. Sus antepasados estaban acostumbrados a vivir en el desierto, así que como podrás imaginar son unos animales bastante resistentes. Se adaptan muy bien a los ambientes desérticos y son capaces de encontrar agua donde parece que no hay. Les encanta esconderse, por lo que sus mejores casas son las madrigueras.

Son animales muy activos durante el día y suelen alimentarse de semillas, hierbas y raíces. Cuando viven en plena naturaleza, los jerbos viven en colonias subterráneas que se caracterizan por l gran cantidad de túneles. Estos túneles pueden alcanzar los 2-3 metros de largo. Suelen construir diferentes entradas y en el interior realizan una serie de “estancias” que utilizan como almacenes y como nidos.

Se reproducen durante todo el año y en cada camada suelen nacer unas seis crías. Como te comentábamos son animales muy tranquilos que pocas veces llegan a morder, sólo en excepciones en las que se ven en gran peligro. Dato curioso: aprenden ciertas situaciones y comportamientos 10 veces más rápido que las ratas blancas.