El gato que se cree un hurón

gato hurones
Si el otro día te hablamos sobre un mapache que se creía un perro, hoy vamos a contarte la historia de otro animal que también está un poco confundido. En este caso se trata de un gato que cree ser un hurón, algo que tiene sentido si tenemos en cuenta que ha sido adoptado por una familia que ya tenía 5 de estos animales en casa.

¿Quieres descubrir más detalles sobre esta tierna historia? ¡Pues entonces no puedes perderte nada de lo que te contamos a continuación!
SEGUIR LEYENDO “El gato que se cree un hurón”

Viajar con un hurón


Los hurones parece que se han puesto de moda últimamente, ya que cada vez más gente apuesta por este animalito como mascota. Casi todos los hurones son muy tranquilos y están gran parte del día durmiendo, lo que hace que a la hora de viajar con ellos sea mucho más sencillo que con cualquier otra mascota, además de por su pequeño tamaño. Si quieres viajar con un hurón, hoy te daré unas cuantas pautas para que puedas hacerlo sin problemas y sea cómodo tanto para ti como para él.

Hay muchos aspectos que debes tener en cuenta para que el hurón esté lo más cómodo posible durante el viaje, ya que por mucho que es probable que se lo pase durmiendo, el estrés puede hacer que se mantenga despierto. Sigue leyendo y descubrirás la mejor manera para viajar con tu hurón en cualquier medio de transporte.
SEGUIR LEYENDO “Viajar con un hurón”

Cómo bañar a un hurón


Como cualquier mascota, para mantenerse limpio y sano, tu hurón necesita que lo bañes de cuando en cuando. Y, como ocurre con los perros, hay hurones a los que resulta muy fácil bañar porque disfrutan mucho con el agua, otros que se asustan y otros que se ponen nerviosos y estresados.

Para que el baño sea una experiencia gratificante para los dos, es necesario seguir una serie de pautas cuando le bañes:
SEGUIR LEYENDO “Cómo bañar a un hurón”

La vacunación de los hurones


Los hurones, al igual que ocurre con los perros, también deben seguir un calendario de vacunación que les proteja de enfermedades como el moquillo canino o la rabia, así como realizar periódicamente su desparasitación, ya que algunos parásitos pueden resultar muy peligrosos para la salud del animal, como la dilofilaria immitis u otros parásitos intestinales.

La vacunación contra el moquillo se debe realizar a las 6, 9 y 12 semanas de vida en cachorros. Si no lo hemos vacunado de pequeño, cuando ya es mayor de tres meses sólo deben inocularse dos dosis con 3 semanas de intervalo. Las revacunaciones deben ser anuales. En España no existe una vacuna específica contra el moquillo en los hurones, como si existe en Estados Unidos, por lo que debemos estar muy atentos a las reacciones que se puedan producir tras la vacunación del animal.
SEGUIR LEYENDO “La vacunación de los hurones”

Alimentos perjudiciales para los hurones


Los hurones son mascotas golosas y curiosas, por lo que pueden intentar comer casi cualquier cosa. Sin embargo, deberemos tener mucho cuidado en la alimentación que le proporcionamos, ya que existen alimentos que pueden ser muy perjudiciales para él, incluso hasta convertirse en tóxicos, poniendo asé en peligro la salud de nuestra mascota.

Uno de los alimentos que deberemos evitar, aunque a los hurones les guste mucho, es el chocolate, ya que contiene una sustancia, denominada teobromina, un alcaloide que tiene efectos similares a la cafeína y que puede producir reacciones tóxicas en nuestro hurón, ya que esta sustancia produce una disminución del flujo de la sangre hacia el cerebro, pudiendo ocasionar ataques de corazón. El animal también puede presentar vómitos, diarreas, hiperactividad, y finalmente llegar al coma. Deberemos tener en cuenta que, cuanto más puro sea el chocolate, más teobromina contendrá.

Los hurones, como los gatos, necesitan un aporte extra de taurina, por lo que sí pueden tomar comida para gatos. El alimento para perros, sin embargo, no le aportará todos los nutrientes que el animal necesita para mantenerse en perfecto estado de salud, provocándole dolencias derivadas de esos estados carenciales.
SEGUIR LEYENDO “Alimentos perjudiciales para los hurones”

La deshidratación en los hurones


Una particularidad de los hurones es que no poseen glándulas sudoríparas por las que eliminar el calor corporal y así ayudar a regular su temperatura. Por ello, sobre todo en verano o en invierno con la calefacción, pueden deshidratarse con mucha facilidad, hecho que, si no lo detectamos a tiempo, puede ser fatal para nuestra mascota.

También hay ciertas enfermedades como diarreas o vómitos que pueden hacer que se deshidrate. Una forma muy sencilla de saber si tu hurón está deshidratado es tirar un poquito de la piel del cuello. Si en lugar de volver a su sitio se queda un poco levantada, es señas inequívoca de que el hurón está deshidratado.
SEGUIR LEYENDO “La deshidratación en los hurones”

El hurón doméstico


Si hay un animal doméstico cuya tenencia se ha popularizado en los últimos tiempos es, sin duda alguna, el hurón. Aunque ha llegado recientemente a nuestros domicilios, este animal, perteneciente a la especie de los mustélidos fue ya domesticado hace 2.500 años y su popularidad como animal de compañía es muy alta debido sobre todo a su simpatía y a ser un animal muy cariñoso y juguetón.

Son animales fácilmente reconocibles por su cuerpo alargado y flexible, sus patas cortas y el antifaz que presentan en la cara. Su pelaje es de color canela o chocolate, aunque también se pueden encontrar ejemplares albinos.

En cuanto a su alimentación deberemos tener en cuenta que no debemos darle dulces, azúcar, frutos secos o alimentos que contengan mucha fibra, ya que su intestino es muy corto y este tipo de comida puede provocarles una obstrucción intestinal. Dado que es un animal carnívoro, la base de su dieta debe ser la carne, y podemos complementarla con pequeños trocitos de fruta, pollo o huevo duro.

El hurón tiene un olor característico, que se hace más fuerte en las épocas de celo. Aun así, no debemos bañarlo demasiado a menudo, ya que perderían la protección natural que les proporciona su pelaje y el olor aumentará. Cuando lo bañes, utiliza champú para hurones o para cachorros de gato y sécalo muy bien.

Es necesario que le prepares una bandeja higiénica con arena de gato donde pueda hacer sus necesidades.

Es un animal muy inteligente, y muy curioso, por lo que tendremos que tener cuidado si lo dejamos corretear por la casa, evitando dejar puertas y ventanas entreabiertas o productos de limpieza a su alcance. Si vive en una jaula, ésta debe ser grande, ya que es un animal que necesita mucho movimiento. Para dormir necesitará un lugar escondido y oscuro.

Consejos invernales para hurones


– Hoy en día las casas se calientan con diferentes tipos de calefacción, esto puede suponer un peligro para tu pequeño amigo. Estos animales son muy curiosos por lo que quemarse con la calefacción puede estar a la orden del día. Mantenle alejado de los radiadores y de las estufas que tengas. Si se llegará a quemar, mete la zona en agua fría y llévale al veterinario.

– Puede que en tu casa tengas calefactores de aire, pues bien, debes compensar los efectos por deshidratación que puede sufrir tu amigo. Mantén un humidificador por la zona por la que más ande y si ves que tiene el morro seco, puedes ponerle un poco de vaselina.

– Mantenle alejado de las corrientes de frío, así evitarás que se constipe. Si no se tratan bien los resfriados y se complican, tu mascota puede llegar a morir.

– Está bien que les aísles del frío, pero no te preocupes si un día de nieve decide salir a jugar en ella. Déjale unos cuantos minutos y cuando le metas en casa asegúrate de secarle perfectamente.

– Si vives en un clima frío, debes acostumbrar al pequeño al buen y al mal tiempo, es decir, al final del verano, dale paseos para que se acostumbre al aire más frío. Si poco a poco le acostumbras, el animal desarrollará un “abrigo” más gordito que le servirá para aclimatarse mejor a los cambios de tiempo.

– Cuando se vaya a dormir ponle algunas mantas entre las que se pueda acurrucar. Les encanta dormir muy tapados y con bastante calor.

Conocer a los hurones


Los hurones no son animales salvajes. Se les comenzó a domesticar hace muchísimos años aunque nadie sabe con exactitud cuando fue. En Gran Bretaña se utilizaban principalmente para ir a cazar. Eran los encargados de meterse en las madrigueras de los conejos y otros roedores para que al salir fueran disparados por el cazador.

También se han utilizado durante bastante tiempo para ayudar al transporte de cables, es decir, se les ataban mediante un arnés al cuerpo y se les introducía por los túneles donde debían ir los cables. Los hurones comenzaban a correr hasta llegar a la salida donde les esperaban para quitarles el arnés. Los hurones suelen vivir entre 6 y 10 años. Su hábitat natural son los bosques de Europa. Son solitarios y predominantemente nocturnos.


Son capaces de producir un fortísimo olor, mediante sus glándulas anales, que suelen utilizar para marcar su territorio. El tamaño del hurón varía de acuerdo con su hábitat, el tiempo que predomine en la zona y la disponibilidad de alimentos a los que tenga acceso. Construyen madrigueras entre las rocas y las raíces de los árboles o, a veces, se apropian de las madrigueras de los conejos que ya están vacías.


Principalmente cazan conejos, pequeños roedores y aves, pero los hurones también se alimentan de anfibios, huevos y aves carroñeras. Acechan a sus presas y después se abalanzan sobre ellas matándolas con un rápido y efectivo mordisco en el cuello. Las hembras tienen un celo al año y su período de gestación dura entre 40-42 días. Pueden tener unas 5 crías por embarazo y estas son destetadas a las 4 semanas.