Hernias en los perros


Una hernia es una protuberancia de tejido de un órgano a través de una apertura normal o anormal. Las hernias se producen comúnmente en perros y son una tendencia hereditaria. La hernia más frecuente se localiza en el ombligo y se denomina hernia umbilical. Algunas personas erróneamente creen que este es un problema causado por la masticación del cordón umbilical por parte de la madre al acercarse demasiado cerca del abdomen.

Las hernias umbilicales suelen contener una ampolla pequeña de grasa. En los bebés humanos son comúnmente corregidas con vendajes especiales, pero estos no son efectivos para nuestros amigos de cuatro patas. Rara vez es un gran problema ya que incluso con una abertura lo suficientemente grande como para insertar el pulgar dentro de la protuberancia, esto es solo un problema estético.
SEGUIR LEYENDO “Hernias en los perros”

Hernia de disco en los perros


Los problemas de espalda en los perros no son nada infrecuentes. Una de las enfermedades más comunes que pueden sufrir nuestras mascotas es la hernia de disco, también conocida como la enfermedad de disco intervertebral. A menudo, se da en razas pequeñas como por ejemplo los perros salchicha, los pekinés, beagles, corgi, shihtzu, y otras razas similares que tienden a tener las patas más cortas que su cuerpo. Cabe señalar que esta enfermedad puede producirse en cualquier tipo de perro, no sólo razas pequeñas.

Es importante reconocer los signos que nos indican que nuestro perro tiene algún tipo de problema. La lesión del disco intervertebral es una afección muy grave y suele producir un intenso dolor y, posiblemente, llegue a producir incluso parálisis. Es muy importante que cuando el animal tenga este problema se encuentre bajo la supervisión de un veterinario.

La columna vertebral de un perro se compone de vértebras, que están conectadas entre sí por discos de cartílago. Estos discos se pueden debilitar y se pueden llegar a romper o herniarse. Esto puede hacer que el disco sobresalga un poco, una condición muy dolorosa para el perro. Algunos de los síntomas son:

– Cojera
– Falta de voluntad de volver la cabeza, o tener siempre la cabeza en una posición extraña
– Quejido de dolor cuando se le da una palmadita en la cabeza
– Temblores de dolor
– Movimientos lentos
– Dificultad para orinar o defecar
– Parálisis parcial o completa de las patas traseras

El tratamiento, depende de la severidad de la enfermedad, puede incluir medicamentos anti-inflamatorios, un largo periodo de descanso, o incluso cirugía.