El terrario del gecko diurno


Los geckos diurnos o Phelsuma son sin duda una de las mascotas más populares entre quienes disfrutan de la compañía de los reptiles, sobre todo debido a la belleza de sus colores. Sin embargo, no es un animal fácil de mantener, ya que tanto su hábitat como su alimentación deben ser elegidos cuidadosamente para que el animal permanezca sano y se desarrolle con normalidad.

Lo mejor para estos animales es un terrario vertical, en el que intentaremos reproducir con la mayor exactitud posible su hábitat natural. Es importante que la tapa del terrario sea antiescapes, ya que estos animales poseen unas almohadillas adhesivas en los dedos que les permiten desplazarse con facilidad por las paredes del terrario aunque sean de cristal.

Dentro del terrario debemos mantener una temperatura por el día en torno a los 31 grados centígrados, con una zona en la que pueda tomar el sol.
SEGUIR LEYENDO “El terrario del gecko diurno”

Tener un gecko como mascota


Cada vez que algunas personas va a una tienda de animales, se sienten verdaderamente atraídos por la sección de reptiles. Geckos, serpientes, etc. pueden convertirse en la mascota de algunas personas que deben intentar conocer todo lo que puedan sobre este tipo de animales. Hoy te hablamos de los geckos por si esa es tu elección final. Comencemos por el principio.

Gecko” es el nombre común de una especie de lagartija que forma parte de una familia llamada Gekkonidae. Pueden ser encontrados en las regiones tropicales del mundo. La mayoría de los geckos son nocturnos y se esconden durante todo el día. Frecuentemente hacen sus casas en los árboles, y su notable capacidad de escalada se debe gracias a unos pequeños surcos y vasos microscópicos de succión que tienen en sus patas y que les permiten caminar a través de las superficies lisas.
SEGUIR LEYENDO “Tener un gecko como mascota”