Envenenamiento en gatos


Si algo caracteriza a los gatos es su curiosidad, que les lleva a investigar todo aquello que llama su atención. Al hacerlo, uno de los peligros que corre es intoxicarse o envenenarse, ya sea con plantas, productos químicos del hogar o veneno para las plagas. Habitualmente, cuando un gato ingiere algún veneno, lo vomita, pero si no es así, deberemos actuar rápidamente para salvar la vida del animal.

En ningún caso intentaremos que el gato vomite, ya que podemos empeorar su estado. Si sabemos cuál es la substancia con la que el animal se ha intoxicado, deberemos llevarle una muestra al veterinario para que de ese modo pueda tratarle con más rapidez.

En ocasiones, la intoxicación no se produce por la ingesta del veneno, sino porque éste queda impregnado en el pelo del gato.
SEGUIR LEYENDO “Envenenamiento en gatos”

Envenenamientos caseros


Dada la naturaleza curiosa e impredecible de muchas de las mascotas que se pueden tener en casa, estas pueden sufrir envenenamientos con graves consecuencias. Cuando decidas tener un animal en casa, debes tomar algunas sencillas medidas para que no sufra ningún percance. Asegúrate de que las plantas que tienes en casa no son tóxicas, de que los medicamentos están bien guardados… estas pequeñas acciones pueden salvar la vida de tu amigo.

Algunas plantas comunes que se tienen en casa, pueden ser tóxicas para los animales de compañía. Una planta bastante tóxica para ellos es el lirio (lilium y especies de hemerocallis.) Son un verdadero problema para los gatos, ya que seguro que en cuanto vean esta planta o cualquier otro querrán “jugar” con ella. La ingestión de tan sólo 1-2 pétalos puede ser fatal para el animal. Otros consejos:

– Mantén los productos caseros de limpieza fuera de su alcance

– Cuidado con las ollas en el fuego. Debes vigilar que el gato ande por la zona o que el pájaro que, a veces, sueltas se pose sobre la olla.

– No rocíes aerosoles o cualquier producto con fragancia muy cerca de los pájaros enjaulados. Son especialmente sensibles a cualquier producto en el aire.

– Deja los ceniceros y los productos para dejar de fumar, como por ejemplo chicles o parches de nicotina, fuera de alcance. Incluso las colillas de los cigarrillos contienen suficiente nicotina para causarles algún tipo de envenenamiento.

– Ten cuidado con las pilas. Los cachorros de perro disfrutan mordisqueando todo lo que se encuentran por su camino. Mascar las pilas o cualquier tipo de batería puede causarles graves quemaduras químicas.

– Cuelga tu bolso en un sitio al que no puedan llegar. A muchos animales les encanta cotillear y pueden encontrar productos en el interior que no son nada buenos para su salud: maquillaje, medicamentos, etc.