Consejos para poner en forma a los gatos

gato-gordo
Aunque en la naturaleza los gatos son animales de lo más agiles, dentro de casa se vuelven sedentarios, sobre todo si no tienen acceso al exterior, aumentando el riesgo de sufrir sobrepeso, algo muy peligroso para la salud de los felinos. Lo que mucha gente no sabe es que el riesgo se multiplica si el animal ha sido esterilizado.

Así, independientemente de que tu gato esté o no castrado, te vendrán geniales los consejos que vamos a darte a continuación para poner en forma a estos animales. ¿Te apetece acompañarnos?
SEGUIR LEYENDO “Consejos para poner en forma a los gatos”

Ejercicios contra la obesidad para gatos


El estilo de vida sedentario de un gato, a menudo, puede dar lugar a problemas de obesidad, una condición que puede conducir a diferentes problemas de cadera, espalda, lesiones en las patas, etc. Además de limitar la ingesta de alimentos de tu gato, ¿qué más puede hacer para combatir este problema? La respuesta es simple: cambia la falta de actividad de tu gato por unos ejercicios diarios que le permitan mantenerse en forma.

¿Ejercicio? ¿Un gato? Claro pero, este no se realiza de la misma manera que se puede realizar con un perro. Tu gato es una criatura muy independiente, y debe ser motivado de manera diferente si se quiere elevar su nivel de actividad. La comida es una motivación efectiva para la enseñanza de un nuevo comportamiento. En pequeñísimas cantidades se puede utilizar para conseguir su movimiento. Debes poner a tu mascota un horario de alimentación regular en lugar de un alimentación libre que le permita comer durante todo el día.
SEGUIR LEYENDO “Ejercicios contra la obesidad para gatos”

Ejercicios divertidos para nuestros perros


El ejercicio regular es muy importante a la hora de mantener en forma a nuestras mascotas. Practicar deporte de manera habitual, también ayuda a nuestros perros a estar felices. Hacer ejercicio no significa que tengas que salir a correr con tu perro todos los días, existen muchas formas divertidas de hacer ejercicio mientras disfrutas de tu tiempo libre con tu amigo:

– Caminar o correr
Busca caminos nuevos y, si se puede, déjale que explore la zona. Ir siempre de paseo por la misma zona terminará aburriéndole y haciendo que sus pasos sean más tranquilos.

– Ir al parque
Si tu mascota es sociable, podrá correr y saltar con otros amigos. Asegúrate de que sabe socializar. No debes dejar que agreda a ningún compañero de juego. Esta actividad se realiza para divertirse no para enfrentarse, ni marcar territorio.

– Búsquedas
A muchos perros les encanta recuperar objetos. Este es un gran ejercicio ya que no pararán de moverse. Cómprale un objeto, que sea ligero, que se pueda lanzar bastante lejos y no le pueda hacer ningún tipo de daño. Procura que tu amigo no salte demasiado, ya que puede llegar a hacerse daño.

– Escondite
Si tienes suficiente espacio, intenta esconderte para que tu mascota trate de encontrarte. Esta actividad debe ser divertida para el animal, no estresante.

– Un día en el río
Para algunos perros, chapotear en el agua es una actividad muy divertida. Llévale a una zona en la que sabes que no existe ningún tipo de peligro y déjale que disfrute. Si al perro no le gusta el agua, no le obligues a meterse ni le lances para que salga nadando.

Ejercicio físico para los gatos


Párate a pensar en lo que hace tu gato la mayor parte del día. Sí, la mayoría del tiempo está tumbado viendo cómo pasan las horas. Los gatos también necesitan ejercicio físico si quieres que se mantengan de forma saludable. Pero claro, aquí el dueño tiene un papel muy importante, que muchas veces por falta de tiempo es imposible realizar.

Lo que ayuda en este proceso es que los gatos son cazadores naturales. Los juegos resultan así más fáciles, ya que para él no será muy difícil imaginar con cualquier objeto que es la presa que tiene que cazar. No pienses que sacarle a la calle a pasear es una buena solución. Es muy raro que un gato se deje poner una correa y se deje pasear. A la mayoría de los gatos les hace pasar un mal rato que si se lo podemos evitar, mucho mejor.


Una buena solución para que tu amigo se mueva es buscarle un compañero de piso, es decir, buscarle otro gatito para que se lo puedan pasar muy bien juntos. Esa solución debes pensarla con detenimiento ya que debes tener muy bien atendidos a los dos animales. Ten cuidado con las edades; no es muy aconsejable meter en casa un cachorro cuando tu gato ya es bastante viejo. Se terminará acostumbrando pero el proceso puede ser duro para los dos.

Invierte en algunos juguetes. En las tiendas de animales encontrarás un montón de juguetes para tu mascota. Algunas tienen la forma de ratón y seguro que le encanta. Recuerda que debes procurar jugar con él y con su juguete. Verás que carreras se pega cuando se lo lances por la casa y tenga que correr para poder cazarlo.