Educando al perro


Muchos dueños de perros no tienen por qué tener un espacio lo suficientemente grande en sus casas como para que el animal pueda hacer ejercicio. Por ese motivo, lo normal es que se saque al perro una media de unas tres veces al día. Cuando se está de paseo, pueden aparecer diferentes obstáculos: corredores, paseantes, patinadores, ciclistas, etc. Todo esto sin contar con el desagradable cartel de “No se admiten perros”.

A veces, parece imposible encontrar un lugar para estar tranquilos con la mascota por eso, es necesario que el animal esté muy bien educado. La correa forma parte de esta educación. Si se va a estar mucho tiempo de paseo es aconsejable utilizar las correas extensibles sobre todo en zonas en las que se sepa que no pueden molestar.
SEGUIR LEYENDO “Educando al perro”

Consejos para educar a tu gato


Tradicionalmente tenemos la idea de que podemos y debemos educar a un perro para lograr que la convivencia con el animal sea sencillo, pero no siempre se nos ocurre que podamos hacer lo mismo con los gatos. La tradicional independencia de estos animales y ese aire misterioso que les suele acompañar pueden hacernos olvidarnos de que, por muy delicado y encañador que sea nuestra mascota, también deberemos educarla.

Debes armarte de una gran dosis de paciencia cuando lo hagas, ya que el gato, por costumbre, tenderá a ignorar lo que le digas. Tener paciencia y continuar enseñando la actividad es un requisito imprescindible para educar a un gato.

Para educarle no debes gritar, ni dar golpes ni intentar castigarlo, ya que sólo lograrás que el animal te tenga miedo y no actúe como tú esperas. Lo mejor es educarle con voz suave, motivándolo a aprender mediante premios, con cariño y con constancia. De ese modo, lograrás tu objetivo.
SEGUIR LEYENDO “Consejos para educar a tu gato”

Los perros más listos


Para que todos nos entendamos, no podemos decir que todos los perros tengan el mismo coeficiente intelectual. Hay perros muy listos y otros, bastante limitados. Existen algunas razas que tienen fama de ser muy inteligentes. Algunas de estas razas son:

– Border collie
Este eprro encabeza las listas de perros inteligentes. Tienen un alto nivel de energía, así como de inteligencia. Debes mantenerlos bastante ocupados para que sean muy felices. Les encanta estar con personas que también estén trabajando duro y llenas de energía. Les encanta aprender nuevos trucos y ni que decir tiene la rapidez con la que aprenden.
SEGUIR LEYENDO “Los perros más listos”

Consejos educativos


Nadie ha dicho que entrenar a un perro sea una tarea fácil pero, si desde el principio, acostumbras al animal a cumplir una serie de normas, la convivencia será mucho más agradable. A continuación tienes una serie de consejos que te pueden servir de ayuda:

– No se le deben dar las sobras encima de la mesa de la comida. Si no te importa que el animal se coma las sobras, debes ponérselas en su plato, nada de comérselas sobre la mesa. Normalmente, esto suele hacer que el animal esté continuamente pidiendo comida. Esta situación puede ser bastante pesada.

– Los ladridos excesivos no deben ser tolerados. Primero, hay que averiguar que está haciendo al animal ladrar. Después, se debe reprender su reacción. Se debe esperar hasta que el animal detenga los ladridos y se someta. No hace falta pegarles una paliza.

– Que muerdan todo lo que encuentran por la casa no es nada agradable. Los animales, necesitan sus propios juguetes para estar entretenidos. Debes enseñarle los que debe morder y lo que no. Elógielo cuando mastique sus juguetes.

– Si tira mucho de la correa, debes corregirle a una edad muy temprana para que los dos podáis disfrutar del paseo. Cada vez que tu perro tira se genera una desagradable tensión que irá estropeando la caminata. Oblígale a parar hasta que no deje de tirar. Estos “parones” le harán entender que mientras camine así, no podrás seguir disfrutando de la vuelta que le estás dando.

– No debes permitirle que salte encima de las personas, sobre todo cuando alguien llega a casa. Enséñele un comportamiento nuevo que reemplace el salto y prémialo cuando lo realice.

Educar a un conejo


¿Estás pensando en llevar a tu conejo al colegio para que aprenda algunas cosillas? Si es así, antes de nada debes tener en consideración algunas cosas. Lo primero de todo es el tipo de educación que le quieres enseñar a tu mascota. Hay gente que se piensa que les va a poder enseñar a traerle las zapatillas en casa… tu amigo no es un monigote de feria ¿ok?

Otra cosa que debes analizar es el tipo de educación que tú le estás dando y cómo se lo estás dando. El respeto, la responsabilidad y el cuidado, deben formar parte de este proceso. La experiencia debe ser positiva, no sólo para ti, si no para él también. Recuerda que no sólo mantener las necesidades básicas de tu conejo, le mantendrán feliz. El primero que debe aprender eres tú. ¿Conoces bien a tu mascota?

– Con el fin de que puedan obtener los nutrientes esenciales, los conejos necesitan una dieta variada. No puedes darles de comer sólo zanahorias. El heno y el agua deben estar siempre disponibles.

– Intenta adoptar una pareja, de esta forma no se sentirá tan solo.

– Piensa en la esterilización o en la castración para prevenir futuras enfermedades y por supuesto para no montar un criadero de conejo en tu propia casa.

– Realízale revisiones periódicas para comprobar que está en perfecto estado de salud.

– Los conejos se estresan fácilmente en ambientes caóticos, así que intenta que su entorno sea muy tranquilo.

– No son animales recomendables para niños muy pequeños, ya que al cogerlos pueden hacerles daño fácilmente.

Entrenar al perro para que acuda a tu llamada


Esta es probablemente la orden más importante que vuestro perro debe aprender. Todos los miembros de la familia deben utilizar las mismas palabras clave. No podéis llamarle cada uno de una forma diferente ya que lo que conseguiréis es que el perro no haga caso a nadie. Eso sí, cada vez que obedezca la orden y llegue hasta dónde estáis ya podréis premiarle con palabras cariñosas: ¡muy bien chico!

Lo primero que debéis decir es su nombre y lo siguiente la orden. Con un simple ¡ven! valdrá. Finalmente, como os hemos comentado antes, llegarán los elogios. Con estos elogios vuestro amigo comprenderá que lo que acaba de hacer es muy importante para vosotros. Recordad que la llamada se debe realizar con firmeza pero no con un tono de enfado o enojo.


Si queréis, y sobre todo al principio del aprendizaje, podréis premiarle con alguna golosina. Si véis que el perro está haciendo algo divertido y no es nada peligroso ni para él ni para la gente que pueda estar alrededor, no le fastidiéis el entretenimiento sólo por dejar claro quién manda. Intentad cuando vuelva, si va a realizar el viaje suelto, que vaya siempre junto a vuestra pierna, ya que esto en caso de emergencia os ayudará a cogerle rápidamente.

Hasta los dos años de edad, el proceso de aprendizaje deberá ser practicado de continuo y a diario, aunque siempre hay algún caso especial que ni a partir de los dos años termina viniendo a la primera. Os lo digo por experiencia.