Doga: una nueva forma de relajar a nuestro perro


¿Quién nos asegura que nuestros perros no sufren el estrés que sufrimos nosotros? Son unos animales que se han amoldado a vivir en nuestro mundo. Un mundo lleno de prisas y en el que apenas hay tiempo para la relajación. Ellos viven y comparten nuestra vida llena de estrés por todas partes.

Por si acaso fuera cierto esto de que nuestras mascotas se estresan, se ha inventado lo último en relajación canina. El Doga, un nombre proveniente de las palabras Dog -perro en inglés- y Yoga. No es más que lo que nosotros conocemos como Yoga, pero en este caso para perros. O mejor dicho, Yoga con perros. La idea surgió hace unos años en Estados Unidos cuando una instructora de Yoga observó como su perro se relajaba en las clases. Fue entonces cuando decidió incluirle en sus sesiones.

La agresividad, la conducta destructiva, la hiperactividad o la ansiedad son algunos de los problemas causados por el estrés que sufren los perros. Así el objetivo del Doga sería como lo es del Yoga, la relajación. Para ello es necesario establecer una conexión profunda entre dueño y animal que permita alcanzar esa máxima relajación. Según la experiencia de algunos que ya lo han probado, al parecer se logra una mayor conexión entre ambos, y los dos consiguen alcanzar una gran concentración y esta relajación profunda de la que hablamos.

No hay que entender el Doga como un adiestramiento como tal, pero sí puede resultar útil para aplicar y reforzar algunas de las habilidades que el animal ya había adquirido. Por ejemplo mejorar la concentración y obediencia del perro o reforzar nuestro vínculo con el. Resulta curioso además observar como muchas de las posturas que nosotros realizamos cuando practicamos Yoga, son realizadas también por nuestras mascotas de una manera totalmente natural.