Ingredientes de una dieta canina sana


Independientemente de cómo alimentemos a un perro, hay que cuidar que por lo menos su dieta cuente con una serie de ingredientes esenciales, porque una dieta equilibrada con nutrientes de alta calidad es vital para su buena salud. Los componentes esenciales de una dieta canina correcta son las proteínas y las grasas, sin olvidar un aporte de fibra. En las etiquetas de todos los alimentos para mascotas podemos observar la cantidad de estas sustancias que aportan a nuestro animal.

Las proteínas son moléculas complejas formadas por varios aminoácidos, que son los bloques de construcción de todos los tejidos del cuerpo y de todos los enzimas que facilitan las relaciones químicas del cuerpo. La mayor fuente natural de proteínas es la carne, pero, al igual que los humanos, los perros pueden obtener los aminoácidos esenciales que necesitan a partir de proteínas vegetales.

Las grasas contienen ácidos grasos esenciales. Son energía densa, con el doble de calorías por gramo que las proteínas o los hidratos de carbono; su aroma y su sabor además las hace muy apetecibles para los perros, y son imprescindibles para transportar las vitaminas. Los perros suelen preferir la grasa animal, pero la vegetal puede resultar igual de nutritiva. Por ejemplo, el aceite de linaza tiene beneficios nutricionales prácticamente idénticos a los del aceite de pescado.

La fibra es una parte natural de la dieta del perro, y necesaria para una buena digestión y unas deposiciones sólidas; la fibra absorbe el agua y transporta las vitaminas solubles por el cuerpo. La cantidad de fibra necesaria varía según la edad y el estilo de vida del perro.

La dieta de los loros


Años atrás, la gente creía que los loros podían ser alimentados, simplemente, con una dieta de semillas. Esto no es del todo correcto, ya que, la dieta de los loros puede contener una amplia variedad de alimentos. Muchos de los que sólo alimentaban con semillas, terminaban sufriendo graves problemas de malnutrición y diferentes enfermedades.

Estos resultados se debían a que las semillas no contenían los nutrientes suficientes y especialmente la vitamina A. Exactamente no se puede decir que es lo que debe comer un loro, ya que las dietas varían según la especie. Investiga la dieta alimenticia que mejor convenga a tu mascota. Muchos dueños, están acostumbrados a dar a sus amigos los palitos que venden en las tiendas especializadas. Los gránulos que los forman, son considerados nutricionalmente muy completos, y a veces se recomienda como única comida.

Sin embargo, hay algunos problemas. ¿A ti te gustaría comer puré de puré de patata tres veces al día durante todo el año? Lo mismo le pasa a tu mascota. Intenta que tenga una dieta variada: frutas frescas, verduras, frutos secos, galletas de loro, pasta, cereales, etc. todo ello junto con semillas de alta calidad. Evita los alimentos muy elaborados y/o que contengan sal, azúcar, cafeína, alcohol y colorantes artificial.

Si tu amigo no quiere comer otros alimentos, ten cuidado, ya que se han dado casos de muertes por no querer comer alimentos extraños para ellos. Acostúmbrales a llevar una dieta variada desde pequeños. Si empiezas a cambiarle la dieta cuando es adulto, debes tener mucha paciencia y ser comprensivo con él.