Desaparición de mascotas: estafadores


Cuando una mascota desaparece, lo dueños suelen convertirse en personas vulnerables debido a la consternación. Desafortunadamente, existen individuos que quieren aprovecharse de la situación y quieren estafar a los afligidos dueños. Al poner un cartel o un anuncio en el periódico, el propietario del animal perdido debe tener en cuenta que no todas las llamadas tienen por qué ser verdaderas. Uno de los fraudes más comunes es el del secuestrador.

El supuesto secuestrador llamará al propietario y lo primero que hará será preguntar si existe algún tipo de recompensa. Si la respuesta es afirmativa, a continuación, comenzará a exponer las condiciones en las que tiene al animal. Si el dueño de la mascota se niega a caer en sus redes, seguro que comienza a amenazar con lastimar al animal, sólo con el fin de presionar.

Existen muchas otras estafas, por lo que debes tener cuidado de no enviar la recompensa hasta que el animal no esté de vuelta en casa. Para evitar esta desagradable desaparición, puedes seguir algunos de los consejos que a continuación te exponemos:

– Asegúrate de que tu mascota está bien identificado. Si cambias de casa, recuerda que debes cambiar también sus datos de residencia.
– No dejes a tu amigo desatendido. Si le tienes fuera de la casa jugando, debes revisar que está bien como si de un niño se tratara. Si no estás en casa, lo mejor es que le dejes en el interior.
– Mantén la seguridad de tu casa en buenas condiciones. Si tienes una valla que la rodee asegúrate de reparar las partes que estén estropeadas.