Los valientes Dachshunds


Los Dachshunds son unos perros muy graciosos con el cuerpo alargado y con unas patitas muy cortas. Pertenecen a la familia de los perros de caza. Son de origen alemán, y su nombre significa literalmente “perro tejón”, aunque en Alemania se les conoce comúnmente como Dackel o perros Teckel. Existen do tamaños: el grande, utilizado para cazar tejones, y el pequeño o miniatura que servía para cazar conejos.

Aunque existen esos dos tamaños que te comentamos, su altura es más o menos la misma. Existen tres variedades de pelo, suave, largo y el más raro, el fuerte. Suelen ser, aunque no lo aparenten, perros muy musculosos. Su piel es muy elástica, pero no es arrugada. Están muy bien equilibrados, a pesar de sus largos cuerpos y son capaces de mantener la cabeza muy alta.


Su cabeza es cónica, de manera uniforme hasta la punta de la nariz. Sus ojos son de tamaño mediano, oscuros y almendrados, con los bordes oscuros. Sus orejas, situadas en la parte superior de la cabeza, son redondeadas y bastante alargadas. El motivo de dejar sus orejas “caídas” viene de lejos, ya que los cazadores preferían que llevaran los oídos cubiertos cuando estaban por el campo para que no se les metiera nada en el interior que pudieras hacerles daño.

Sus patas delanteras son muy fuertes. Las traseras se caracterizan por ser muy musculosas, aunque son más pequeñas que las delanteras. Esta raza se ha convertido en sinónimo de Alemania. De hecho, están tan estrechamente relacionados con este país, que un perro salchicha fue la mascota oficial de los Juegos Olímpicos de 1972, celebrados en Alemania. Son muy inteligentes y tienen un temperamento vivaz y muy sociable. Son exageradamente valientes, a menudo, se olvidan de lo pequeños que son.