Criar tortugas en casa


¿Te gustaría tener una mascota pero no dispones de demasiado tiempo para cuidarla? Pues tenemos el animal perfecto para ti: la tortuga. Y es que estas pequeñas criaturas son fáciles de cuidar. De hecho, las tortugas se han convertido en una de las mascotas perfectas para la vida en el hogar, ya que no requieren de grandes espacios, son seres silenciosos y, a primera vista, atractivos.

Existen muchos tipos de tortuga, aunque podemos dividir a las domésticas en dos clases: acuáticas y terrestres. Cada una de ellas exige unas atenciones específicas. Por ejemplo, las acuáticas se alimentan de carne, mientras las terrestres son vegetarianas. ¿Quieres saber más sobre cómo criar tortugas en casa?
SEGUIR LEYENDO “Criar tortugas en casa”

Criar caracoles en casa


La helicicultura es como se denomina profesionalmente a la crianza de caracoles normalmente con fines comerciales. Los caracoles son animales despreciables para muchas personas por su fisonomía, por arrastrarse por el suelo o simplemente por el moco que desprenden pero lo cierto es que aparecen presentes a lo largo de toda la historia de la humanidad como un producto más de su alimentación, aunque en algunas culturas tiene relación con la religiones, las artes o la medicina.
SEGUIR LEYENDO “Criar caracoles en casa”

Criar tortugas (principiantes)


Si eres propietario de una tortuga, sabes que conseguir que críen no es tan fácil como cuando se tiene un gato o un perro. Si eres un principiante en la cría de tortugas tendrás que informarte todo lo que puedas sobre este tema para que todo salga de maravilla. El problema principal es que cuando estos animales está en cautividad la cría es bastante difícil. Debes asegurarte de que las tortugas tienen una atmósfera idónea para conseguirlo.

Debes conocer perfectamente a tu animal para saber cuándo se producirá la hibernación. En algunos tipos de tortugas, la hibernación se produce en determinados períodos del año o no. Poco después del periodo de hibernación, es el momento en el que las tortugas se aparean. Ten en cuenta que en la zona no debe haber más tortugas. Este es el momento en que los instintos naturales de apareamiento de las tortugas están en su pico más alto y tienden a mostrar una faceta más bien agresiva de su personalidad.
SEGUIR LEYENDO “Criar tortugas (principiantes)”

La reproducción de los canarios


Todos los pájaros se reproducen en primavera, y lo mismo sucede con los canarios. Sin embargo, en cautividad las condiciones cambian y es posible la reproducción durante todo el año. Posible, pero no recomendable. Para la hembra es un proceso estresante y podría morir, por lo que si su canario macho es muy insistente y desea aparearse con ella constantemente, debe separarlos, colocándolos en dos jaulas distintas. Cuando llegue la primavera, puede volver a unir a macho y hembra en la misma jaula.
SEGUIR LEYENDO “La reproducción de los canarios”

Convertirse en criador de peces


Hay algunos requisitos fundamentales para la crianza de peces. Lo principal es tener un lugar apropiado para realizar la cría. Como bien supones, no te va a valer un simple acuario si lo que quieres es aumentar considerablemente tu número de peces. Lo mejor es que si dispones de algún terreno construyas un pequeño estanque que esté por encima del nivel del suelo y que pueda disponer de un buen suministro de agua.

El tamaño del estanque determinará la cantidad de peces que puedes tener. Podrás introducir peces de diferentes especies. Lo siguiente que debes conseguir son los peces. Debes ir a un sitio especializado donde te asesoren sobre que especie es la más apropiada para la crianza. La especie que elijas finalmente debe cumplir los requisitos que a continuación te contamos:

– Ponen huevos que no necesitan cuidados especiales y son capaces de sobrevivir fácilmente.
– La larva es resistente y fuerte.
– Tiene un crecimiento rápido.
– Se adaptan a la alimentación suplementaria.
– Alta tasa de supervivencia.
Fáciles de manejar y transportar.
– Resistentes a las enfermedades y parásitos.
– No deben ser especies caníbales ya que apenas sobrevivirán y si además tienes otras especies en el estanque, las mataran. Procura que tampoco sean especies territoriales.

Si pretendes hacer negocio con los peces debes tener en cuenta los gastos que mantener un estanque en condiciones te pueden acarrear. Algunos de los gastos que debes prever son: construcción del estanque y futura ampliación, alimentación, tratamientos para el agua, etc.