Los perros y el chocolate

perros chocolate
Como a la mayoría de humanos, a los perros también les gusta el chocolate. Sin embargo, por culpa de una molécula natural del cacao llamada teobromina, resulta un alimento muy peligro para los canes. Y es que nuestras queridas mascotas no son capaces de metabolizarla a la suficiente velocidad.

Aunque mucha gente no le da importancia al hecho de que su perro coma chocolate de vez en cuando, lo cierto es que las consecuencias pueden ser muy graves, sobre todo si ingieren una gran cantidad de cacao. Eso sí, hay que tener en cuenta que son más peligrosos los productos con una mayor pureza, como el polvo de cacao seco. Para que seas consciente de lo importante que es mantener al perro alejado del chocolate, a continuación te contamos que es lo que puede ocurrirle a tu mascota si ingiere una gran cantidad.
SEGUIR LEYENDO “Los perros y el chocolate”

Las mascotas y el chocolate


¡Chocolate! Este es uno de los alimentos favoritos de mucha gente. Este delicioso manjar, también es una gran tentación para muchas mascotas. A los perros les suele encantar pero a los gatos… todos sabemos que estos son más exigentes. El chocolate nace de los granos de una planta llamada Theobroma cacao. La palabra griega Theobroma, literalmente, significa “alimento de los dioses”. Muchas culturas antiguas utilizaban el chocolate en sus ceremonias religiosas.

El chocolate contiene una sustancia llamada teobromina, un estimulante bastante potente que es químicamente similar a la cafeína. Aunque puede ser el alimento de los dioses, el chocolate es muy tóxico para las mascotas. Los perros que comen demasiado chocolate puede vomitar e incluso padecer diarreas. Si una cantidad suficiente de chocolate es absorbida por el organismo del animal, este puede empezar a mostrar signos de hiperactividad, jadear de manera continuada, e incluso padecer de temblores musculares.


Con todos estos síntomas producidos por el efecto estimulante del que te hablábamos, se producen palpitaciones e incluso convulsiones, las cuales pueden ser fatales. El envenenamiento por chocolate es una de las intoxicaciones más comunes anuales de las que se tiene conocimiento entre las mascotas. Este tipo de intoxicación se produce masivamente en la época de vacaciones, cuando los chocolates y los dulces en general, suelen estar más al alcance de todos.

La gravedad del problema vendrá dada por la calidad del chocolate en el producto que el animal ingiera. Si tu perro se come una barrita de “Snickers”, será menos dañina que si se come una caja de trufas. Si el perro se come el chocolate, llama al veterinario y coméntale lo sucedido.