Cuidados del pelaje de las chinchillas


El pelaje de las chinchillas es suave y sedoso y muy agradable al tacto cuando acariciamos a nuestra mascota. Mantenerlo en buenas condiciones no sólo es una cuestión de estética, sino un hábito completamente necesario para que el estado de salud de nuestra chinchilla sea el óptimo.

Lo primero que deberemos tener en cuenta a la hora de cuidar su pelaje es que nunca deberemos bañar a una chinchilla. Dado que provienen de un hábitat en el que las temperaturas nocturnas son extremadamente frías, estos animales han tenido que arreglárselas para mantener limpio su pelaje sin mojarlo nunca, ya que morirían de frío. En la actualidad, bañarlas supondría estropear la protección natural de su pelaje, así que deberemos seguir sus hábitos naturales y mantenerlo limpio con un baño de polvo.
SEGUIR LEYENDO “Cuidados del pelaje de las chinchillas”

Socializar a las chinchillas


Las chinchillas son adorables criaturas mullidas y suaves. Por eso, estas criaturas fueron cazadas por su piel, aunque ahora se mantienen como mascotas. A diferencia de otros roedores domésticos, sin embargo, las chinchillas no están del todo domesticadas. Requieren ser formadas con el fin de acercarse más a sus compañeros humanos e incluso después de años de atención y tratamiento.

A algunas chinchillas les encanta ser cogidas y abrazadas mientras que a otras no les gusta nada de nada. Esto no hace que una Chinchilla sea una mala mascota, sino que requieren una gran cantidad de atención por parte de sus cuidadores humanos. Por ello, no son mascotas recomendables para los más pequeños de la casa. Deben ser cuidadas por adultos. Si una chinchilla se siente amenazada, puede rociar orina a su “atacante” e incluso morder.
SEGUIR LEYENDO “Socializar a las chinchillas”

Enfermedades de las chinchillas


Cada día son más los amantes de los animales que deciden tener una chinchilla como mascota. Su piel aterciopelada y su aspecto parecido al de una ardilla regordeta las convierte en unos simpáticos compañeros con los que compartir nuestro espacio. Sin embargo, al ser una mascota que ha llegado recientemente a nuestros hogares, no son muchos los propietarios que están familiarizados con las enfermedades que pueden sufrir estos animales. Estas son las más comunes:

Estreñimiento y diarrea: Estas son las dolencias más habituales que pueden observar los propietarios. Estos animales necesitan un alto aporte de fibra para que tracto intestinal funcione correctamente, pero tanto el déficit como el exceso pueden ser perjudicial para el animal.

Bolas de Pelo: Al igual que ocurre con los gatos, las chinchillas acicalan habitualmente su pelaje, lo que hace que ingieran bolas de pelo que, sobre todo en la época de muda, pueden suponerles problemas intestinales.
SEGUIR LEYENDO “Enfermedades de las chinchillas”