Enseñar a los cachorros de Chihuahua


Los cachorros de Chihuahua son adorables pero, al igual que muchos otros cachorros, pueden llegar a ser bastante molestos, con sus constantes mordiscos y lametones. Estos hábitos, si no se controlan, puede llegar a ser una causa de gran preocupación, especialmente una vez que se hacen mayores. Estos perros, como un gran número de razas de perros, requieren ser sometidos a un régimen de entrenamiento bien planificado.

Lo mejor es que trates a tu cachorro, no solo como tu animal de compañía sino como un miembro más de la familia que debe comportarse correctamente en su día a día. Algunos Chihuahuas no responden bien al principio ya que suelen ser bastante traviesos si no se les permite hacer lo que ellos quieren. Una vez que planifiques una línea de actuación no debes echarte atrás. Piensa que como se acostumbren a ciertos hábitos malos, les costará cambiar mucho más.
SEGUIR LEYENDO “Enseñar a los cachorros de Chihuahua”

El pequeño Chihuahua


El Chihuahua es una de las razas más pequeñas que existen. La forma de su cuerpo es muy graciosa. Tiene una cabecita con forma de manzana que está formada por un hocico muy pequeño. Las orejas son grandes y suelen estar de punta y bastante separadas. Sus ojos son redondos y grandes (pero no salientes) y suelen ser de color negro. El resto de su cuerpo es robusto y compacto.

Su cuello está ligeramente arqueado. Sus patas delanteras son muy rectas, cortas, y con una forma un poco cuadradas. Las patas traseras son musculosas y delgadas. Los “pies” son pequeños y delicados ya que debido a su tamaño un pisotón puede convertirse en un doloroso descuido. Su larga cola, en forma de rizo, recorrer la parte de atrás de su cuerpo, proporcionándole un aspecto mucho más simpático.


Su pelo puede variar: pueden ser de pelo largo o de pelo corto. Su pelo suele ser liso y brillante. Suelen ser más peludos en el cuerpo que en la cabeza, aunque las orejas y la cola suelen ser igual de peludos que el resto del cuerpo.

Este perro se caracteriza por ser encantador y muy inteligente. Son muy atentos con sus dueños, aunque por lo general sólo suelen elegir uno o dos “favoritos”. No sólo le dan afecto, exigen bastantes atenciones. Su naturaleza creativa y curiosidad les lleva a llamar la atención de diferentes formas. Para las personas que buscan una mascota independiente, este pequeño puede convertirse en una molestia. Los hogares con niños mayores son los mejores, ya que debido a su tamaño, los niños demasiado pequeños les pueden hacer mucho daño.