Alimentación de un cerdo vietnamita


El mundo de las mascotas es muy amplio, y aunque lo más habitual es tener en casa un perro, un gato o un pájaro, hay gente que prefiere tener animales menos tradicionales. El cerdo vietnamita es uno de ellos, especialmente desde que hace unos años se pusieron de moda. Aunque esa moda ahora ya ha pasado y no se ven tanto, lo cierto es que todavía hay muchos que los tienen como mascota.

Al ser una mascota muy peculiar, hay que tener bien claro qué tipo de cuidados necesita, ya que no serán los mismos que cualquier otra mascota. Imprescindible saber qué tipo de alimentación debe tener para que pueda crecer bien y no tener ningún problema nutricional que provoque otro más grave. Los cerdos comen de todo, y la especie vietnamita también, aunque eso no significa que puedas darle cualquier cosa de comer.
SEGUIR LEYENDO “Alimentación de un cerdo vietnamita”

Ganarse la confianza de un cerdito vietnamita


Cada cerdo vietnamita, tiene su propia personalidad. Por lo general, disfrutan mucho estando cerca de la gente con la que se han criado y tienen una estrecha vinculación y les gusta mucho que les acaricien y sentarse en los regazos de sus seres queridos. Sin embargo, los cerditos pueden ser muy distantes y temerosos al principio, especialmente si no han sido bien “socializados” por su criador. Aun así, los vietnamitas socializados pueden tardar bastante tiempo en aprender a confiar en su nuevo propietario.

Cuando lleves a casa a tu nueva mascota, lo primero que tendrás que hacer es ganarte su confianza para poder empezar a convivir de manera agradable, Infórmate sobre sus comportamientos básicos y compra todo lo que necesites para que ambos estéis a gusto: correa de paseo, juguetes, camita, etc. Asegúrate de que el veterinario al que le vas a llevar es un experto en este tipo de animales, ya que , sobre todo al principio deberás contarle como actúa para ver si todo marcha bien.

Aunque la mayoría de los cerdos superan rápidamente su adopción, es necesario que continúes demostrándole que puede confiar en ti, así su confianza irá en aumento. El refuerzo positivo es la clave del éxito. Ellos no responderán a la fuerza o al castigo, así que ni lo intentes. Para un cerdo, el tipo más obvio de refuerzo positivo es la comida. Recuerda que para ellos la mayoría de sus placeres están en los alimentos pequeños (premios): pasas, pequeños trozos de manzana u otras frutas, etc.

Cuando estés tratando de domar a tu vietnamita intenta premiarle bastante a menudo. Sin embargo, la obesidad es un problema común en este tipo de animales, así que intenta que los alimentos no le engorden demasiado y que luego haga algo de ejercicio para “quemar”.

Cuidados básicos del cerdo vietnamita


Ya te has decidido por una mascota, original y fuera de lo común: quieres un cerdo vietnamita. Pero, ¿cómo cuidarlo?

En primer lugar, ten en cuenta que hay que educarlo. Si su madre también se ha criado en un entorno rodeado de humanos, convivirá bien contigo, pero además hay que adiestrarlo. A veces son cabezotas y dado su peso pueden acabar destrozando la casa. Necesitan disciplina y que te impongas como el jefe que marca las reglas y los límites. Por supuesto, también debes felicitarle cuando se porte bien. Si los métodos típicos de educación para un perro no son suficientes para tu cerdito, no te preocupes, existen centros especializados en su adiestramiento.

Con el tiempo, tu cerdito se dejará acariciar, comerá de tu mano y estará en casa igual que un perro. Además les encanta salir a pasear y jugar. Y puedes perfectamente sacarlo con una correa. Al jugar con él, no le des la vuelta de forma que quede panza arriba. Esto no les gusta nada, les hace sentir amenazados y conseguirás que se enfade.

Los cerditos vietnamitas son omnívoros, es decir, comen de todo, existen compuestos de cereales que son los más adecuados para su alimentación, junto a hortalizas, frutas y verduras. Nunca les debemos dar pienso para cerdos, este producto está pensado para cebarlos y si cebamos al cerdito vietnamita engordará en exceso y no querrá ni moverse. La obesidad es un problema a tener en cuenta en estos animales. Entre su glotonería y su olfato, cuando tienen hambre son imparables y abren despensas, armarios… lo que sea.

Debes bañar a tu cerdito cada 3 o 4 meses, es necesario para la higiene y salud de su piel. También deberás desparasitarlo y vacunarlo en el veterinario.

El cerdo vietnamita o cerdo enano


¿Buscas una mascota diferente? ¿quizá exótica? ¿Qué te parece el cerdo vietnamita?

Popularizado por George Clooney, cuyo cerdito Max (ya fallecido) fue bastante famoso en su momento, el cerdo vietnamita es una mascota cada vez más demandada.

El cerdo enano vietnamita pertenece a la misma especie que los cerdos que conocemos por las granjas, pero ha sido adiestrado y genéticamente seleccionado para mantener su pequeño tamaño y poder ser una mascota. Casi siempre son de color negro, a veces presentan manchas blancas, en el vientre, la cola o las patas. Miden unos 45-50 centímetros y su peso oscila entre los 35 y los 50 kilos, según lo pequeño que sea genéticamente. Bastante longevos, pueden alcanzar los 15 o 17 años de edad.

Su magnífico olfato hace que se use para la búsqueda de trufas e incluso como cerdo-policía, para la búsqueda de alijos de droga o la identificación de explosivos.

El cerdo vietnamita lleva menos tiempo siendo una mascota que los perros o los gatos y por ello su educación es más importante y más complicada. Cuando son crías deben acostumbrarse a la presencia humana, a identificar su olor y, pasadas las 4 o 5 semanas de lactancia, se les puede separar de la madre.

Los cerdos enanos no sudan así que, pese a lo que se pueda pensar a priori, no huelen mal, es más son bastante pulcros y hacen sus necesidades en un arenero similar al de los gatos.

Hay que adiestrarlos correctamente y con paciencia, ya que es un animal testarudo, pero ya hay centros especializados en su educación. Pueden convivir con nosotros exactamente igual que un perro. Se les puede pasear con correa, son juguetones y bastante cariñosos, además de una mascota muy original.