La curiosa ballena beluga


Si observar una ballena siempre es un espectáculo, contemplar una ballena beluga nos ofrece además la oportunidad de disfrutar de la simpatía de este cetáceo, que parece tener una sonrisa permanentemente dibujada en su cara y, en cierto modo, nos recuerda a un delfín grande y de color blanco aunque con la cabeza más abultada.

La ballena beluga es la única que tiene la piel de color blanco, a diferencia del resto de los demás miembros de su especie, que la tienen oscura. Curiosamente, cuando nacen, estas ballenas son de color marrón oscuro o gris azulado y no es hasta el momento en el que alcanzan la edad adulta cuando adquieren ese color blanco tan característico.

Se caracterizan por tener una gran cabeza, algo abultada, como hemos dicho. Este abultamiento, formado por tejido graso, se denomina melón y es común a la gran mayoría de ballenas dentadas. La peculiaridad de esta ballena es que puede cambiar la forma de dicho abultamiento insuflando aire a través de los senos de su cabeza.
SEGUIR LEYENDO “La curiosa ballena beluga”