Consejos para evitar los ataques de asma en gatos

gato asma
¿Convives con un gato con asma? Puedes debes saber que no debes tomarte esta enfermedad a la ligera, ya que puede resultar tremendamente peligrosa para el animal llegando, incluso, a acabar con su vida. La tos, la dificultad para respirar, los ronquidos o los silbidos al expulsar el aire son algunos de los síntomas de los felinos que sufren la también llamada bronquitis alérgica.

Lamentablemente, la enfermedad no se puede curar, aunque los dueños podrán administrar al animal algunos medicamentos para aliviar los síntomas. Además, en casa se deben llevar a cabo unas medidas para prevenir los ataques de asma. A continuación te contamos algunas de las más importantes. ¿Nos acompañas?
SEGUIR LEYENDO “Consejos para evitar los ataques de asma en gatos”

El asma en los gatos


El asma puede afectar a los gatos al igual que a humanos. Se trata de una enfermedad respiratoria, conocida también como bronquitis alérgica, que puede afectar a gatos de cualquier edad, aunque suele ser más frecuente en los cachorros y en los gatos de mediana edad. También la raza es un factor determinante, ya que existen razas, como el gato siamés, que están especialmente predispuestas a sufrir esta dolencia.

El asma se debe a la obstrucción de los bronquios cuando el animal entra en contacto con un alérgeno o cuando sufre un episodio de estrés. Las sustancias que habitualmente provocan más episodios son el humo del cigarrillo, el humo de los coches, el polen, la hierba, el polvo y los aerosoles, por lo que si nuestro gato es asmático deberemos evitar en la medida de lo posible que entre en contacto con alguno de estos elementos.

Los síntomas del asma del gato son, entre otros, estornudos y respiración jadeante, normalmente acompañada de “sibilancias”, que son silbidos producidos por en cada inspiración y expiración debido a la dificultad para respirar que sufre el animal.
SEGUIR LEYENDO “El asma en los gatos”

El asma en los perros


Diferentes estudios han demostrado que el asma es una enfermedad muy común en los perros, más de lo que muchos pensábamos. El asma se puede diagnosticar tanto en cachorros como en perros adultos. Como sucede en la vida de los seres humanos, cuando se diagnostica una enfermedad así las rutinas del animal sufren diferentes cambios que no tienen por qué ser excesivamente drásticos.

Los motivos de esta enfermedad pueden ser variados. Lo que está claro es que esta enfermedad se produce por algún motivo, como por ejemplo herencia familiar. Uno de los motivos más generales son las alergias. Tal y como nos sucede a nosotros, el perro puede ser alérgico a diferentes cosas: el polvo, el olor de un perfume, la contaminación ambiental, diferentes plantas, etc. Los síntomas de esta enfermedad pueden variar en cada animal, pero los más comunes son:

– Pérdida del apetito
– Tos
– Sus movimientos se vuelven más lentos (movimientos letárgicos)
– El animal comenzará a perder peso
– Cuando sufre ataques de asma su lengua se puede poner de color azul

Si tienes dudas sobre lo que le pasa a tu mascota, lo mejor que puedes hacer es llevarlo al veterinario. El veterinario es la persona indicada que te puede decir cuál es el problema que tiene el perro. Su médico debe realizarle diferentes pruebas entre las que se incluirán: análisis de sangre, de orina e incluso unas radiografías para poder ver el estado de los pulmones del animal. Si finalmente le diagnostican la enfermedad al perro, no te preocupes, es una enfermedad con la que puede vivir perfectamente. Tendrá que utilizar la medicación apropiada y llevar una vida sana.