Síntomas del embarazo psicológico en perras

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter13Share on Google+1

embarazo-psicologico
¿Sabías que 6 de cada 10 perras que no están esterilizadas sufren embarazos psicológicos? ¡Sí! ¡Sí! ¡Tal y como lo estás leyendo! Por tanto, si tienes una perra en casa que no ha pasado por este procedimiento, deberás estar muy atento a si sufre alguno de los síntomas de este problema. ¿No lo sabes? ¡No te preocupes! ¡Hoy vamos a contártelos!

Antes de entrar en materia, queremos comentar que el embarazo psicológico es un desajuste hormonal que se produce tras el celo, según algunos expertos, como mecanismo de supervivencia, ya que en estado salvaje, las perras con este problema podrían criar una cama en caso de fallecimiento de la madre biológica. Como te hemos comentado, a continuación te hablamos de los síntomas. ¿Nos acompañas?

Síntomas físicos

En primer lugar, queremos hablar sobre los síntomas físicos, que son bastante evidentes. Así, las perras que sufren embarazo psicológico sufren cambios repentinos de peso, distensión abdominal, aumento de las glándulas mamarias, secreción de estas glándulas, vómitos, producción de leche y flujo vaginal mucoide.

embarazo-psicologico1

Síntomas psicológicos

Por supuesto, una perra con este desajuste hormonal también sufrirá síntomas psicológicos. De hecho, su comportamiento puede cambiar de manera radical. En general, suelen estar con menos energía, de mal humor, tener comportamientos agresivos con las personas y otros animales, síntomas depresivos, ansiedad… Además, es importante que tengas en cuenta que las perras con embarazos psicológicos muestran comportamientos de anidación, es decir, crean una especie de nido en un lugar del hogar que crean seguro y cómodo. Por eso, en algunos casos excavan mucho. Por último, debes saber que en algunos casos tienen comportamientos de madre con diferentes objetos, especialmente peluches.

Por supuesto, si observas estos síntomas en tu mascota, deberás llevarla inmediatamente al veterinario para comprobar si está o no embarazada y, así, proporcionarle los cuidados necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *