Producción excesiva de saliva
El tialismo es el nombre con el que se conoce a la enfermedad que afecta a algunas mascotas en relación a la cantidad excesiva de saliva que estos producen. En concreto afecta tanto a especies de gatos como de perros, y suelen se los animales jóvenes los más propensos a padecerla. En particular, entre las razas de perros en los que esta enfermedad afecta con mayor intensidad están el Yorkshire, el Perro de ganado australiano, el Schnauzer miniatura y el Terrier Maltés.

Respecto a los síntomas que pueden padecer nuestras mascotas te ofrecemos un pequeño listado a continuación: anorexia, vómitos, cambios en la conducta alimentaria (pueden negarse e ingerir alimentos duros), incapacidad para deglutir, regurgitación (vómito del alimento que no ha se a digerido aún), signos de nerviosismo, y cambios en el comportamiento tales como la irritabilidad y la agresividad.

Entre las causas de esta excesiva salivación hay que destacar cinco. En primer lugar puede deberse a una enfermedad en la cavidad oral, causada esta por un cuerpo extraño o una inflamación de las encías por ejemplo. En segundo lugar, ciertas toxinas que incluyan algunos productos de limpieza o plantas. Puede ser causa también posibles trastornos nerviosos como la parálisis del nervio facial o la rabia, o trastornos en el esófago. Y por último trastornos de la conformación labial.

Por último mencionar en relación a este tipo de enfermedad que para establecer un tratamiento adecuado es imprescindible conocer la causa que lo ha provocado, ya que intentar reducir el flujo de la saliva es algo innecesario. Deberemos centrarnos en la posible causa que ha hecho que el animal genere saliva en exceso.