Problemas de próstata en perros
Los perros que están en una edad mediana o avanzada suelen tener diversas afecciones o patologías, y entre ellas destacan las que se pueden sufrir en la próstata, que son además muy comunes. La mejor manera de prevenir y curar este tipo de afecciones es la esterilización, ya que gran parte de ellas están causadas por hormonas masculinas, por lo que hay que poner mucha atención a los machos cuando llegan a cierta edad.

Un diagnóstico precoz, además de un tratamiento adecuado, harán que puedas controlar de forma satisfactoria este problema, al menos en la mayoría de los casos. Las patologías que tienen relación con la próstata pueden tener síntomas muy variados en cada perro, y en algunos casos pueden llegar a convertirse en una enfermedad de carácter grave.

Síntomas

- Síntomas urinarios: el más frecuente en este grupo suele ser el sangrado en el pene, expulsar orina con sangre, tener dificultad o dolor al orinar o sufrir incontinencia urinaria.

- Síntomas digestivos: aparecen a causa de la presión de la próstata en el intestino, haciendo que el perro tenga estreñimiento, dolor al defecar o que cambie el aspecto de las heces, apareciendo principalmente aplastadas.

- Síntomas locomotores: son menos frecuentes que los anteriores pero también pueden darse. Los detectarás si ves que el perro tiene cojera o rigidez al andar, lo que se debe a la presión de la próstata en los nervios posteriores.

- Síntomas generales: son de los más habituales y casi todos los canes con este problema suelen sufrir unos cuantos. Entre ellos están la fiebre, depresión, malestar general, dolores, falta de apetito, vómitos o pérdida de peso.

Tratamiento

Problemas de próstata en perros
- Con antibióticos: penetran con dificultad en la próstata, por lo que deben ser muy específicos y tomarse durante mucho tiempo para que hagan efecto.

- Castración: es la alternativa quirúrgica más frecuente ya que no solo cura al momento sino que no podrá volver a tener esos problemas.

- Drenaje: se realiza un drenaje en los quistes para vaciar su contenido y evitar que se reproduzca.

- Cirugía: en el caso de que haya un tumor, se recomienda una cirugía en la próstata. Es complicada y tiene algunos riesgos, como que el perro padezca en el futuro incontinencia urinaria.