Perros con hipertensión

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


La hipertensión en perros suelen presentarse especialmente en aquellos que tienen ya algún tipo de enfermedad de carácter endocrino, como por ejemplo la obesidad. Ese tipo de perros son los mayores candidatos a tener la tensión arterial alta, lo cual provoca cambios en su conducta además de diversas molestias. Hay diversos tratamientos con los que poder paliar esta enfermedad, y en este artículo te contaré unos cuantos detalles sobre ella.

Tal y como avancé en el párrafo anterior, es una patología secundaria que viene originada por otra enfermedad, casi siempre obesidad, enfermedades renales, cardiovasculares o que están relacionadas con el funcionamiento metabólico, como por ejemplo la diabetes. Afecta a un 10% de perros en edad avanzada, y cuanto más mayor sea el perro más posibilidades habrá de que sufra hipertensión si tiene alguna de las otras enfermedades.

Cómo tratarla

Los veterinarios suelen tomar la tensión a los perros en un entorno tranquilo para que no dé valores altos por culpa del estrés o nerviosismo puntual, así se podrá aumentar la precisión de las medidas que se obtengan. Al estar asociada a otras enfermedades no es posible prevenirla, pero sí que se puede tratar. Lo más eficaz son medicamentos vasodilatadores, ya que actúan como relajantes de las paredes de las arterias y evitan su rigidez, lo que ayuda a paliar la hipertensión. Cuando empieza el tratamiento siempre suele remitir la tensión elevada, siendo imprescindibles los controles periódicos para poder tener la enfermedad bajo control.

Curiosidades


Merece la pena destacar algunas curiosidades sobre la hipertensión canina, como por ejemplo que los baremos de tensión son similares a los de las personas (14/8). La hipertensión también puede provocar ictus en perros, pero en un porcentaje tan sumamente bajo que apenas existe. Por último, los perros viven menos que las personas, con lo que no suelen tener tantos problemas de colesterol como éstas, que es lo que desencadena en muchas ocasiones la hipertensión.

Enfermedades, Perros,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *