Perros en el parque
Los parques, para la mayoría de los perros, son un paraíso en el que encontrar un montón de amigos y vivir diferentes aventuras. Los dueños, junto con sus perros, obviamente, son capaces de disfrutar ampliamente de una jornada de juegos en el parque pero, a veces, se pueden crear conflictos con otras personas u otros animales. Intenta llevar a menudo a tu mascota a estos lugares, ya que podrá socializar y hacer deporte.

Los perros que están bien educados suelen tener menos problemas con otros perros y pocos enfrentamientos con la gente (a no ser que les molesten) ya que, estos, suelen estar más relajados. Estar al aire libre, jugar y hacer deporte te ayudarán a mantener a tu perro sano. Aprovecha el paseo por el parqué puesto que tú también podrás hacer amigos e intercambiar información sobre vuestras mascotas.

Los perros que desgastan energía en el parque suelen dar menos problemas en casa, cosa que seguro tus vecinos te agradecerán. Acostumbra al animal a que haga sus necesidades en la zona especialmente acondicionada para estos temas. Una vez que haya terminado, podéis iros a pasear, a correr o a jugar, pero recuerda que debes llevar bolsas por si tuviera otro “apretón” por el camino.

En algunos municipios se ha prohibido la entrada a los perros en algunos parques, debido a los enfrentamientos entre los usuarios del parque y los propietarios de los perros. Algunas de las quejas más comunes son:
• Los dueños de las mascotas no recogen los desechos de sus perros.
• Los perros no son controlados debidamente por sus propietarios.