Pastores alemanes en miniatura
El Pastor Alemán es una de las razas de perro más populares del mundo. Como su nombre indica, esta raza de perro se originó en Alemania. Cuando escuchamos ‘pastor alemán’, nos imaginamos a un perro fuerte y grande que es muy conocido por ser un excelente guardián pero, existen algunos que son más pequeños de lo que estamos acostumbrados.

Cuando escuchamos halar de pastores alemanes en miniatura en realidad se está haciendo referencia a una raza de perro que es similar al pastor alemán en su temperamento y apariencia física, pero que es de menor tamaño. Muchos criadores de perros afirman que esta es una de las razas más raras y por lo tanto, su precio más alto. Sin embargo, lo primero que hay que tener en cuenta es que, tal raza de pastor alemán llamado “miniatura” realmente no existe.

Ten en cuenta que un pastor alemán es musculoso, fuerte y pesado. Tienen una capa de pelo marrón, beige o de color negro y ojos marrones. Tienen una piel gruesa y una cola densa. El problema de los miniaturas es que surgen de extraños cruces o, en realidad, sufren un problema de enanismo. Hay ocasiones en que los criadores cruzan perros con otras razas como por ejemplo el collie, fox terriers, caniches, etc Esto se traduce en pequeños perros pastores alemanes.

Por otro lado está la posibilidad de que el pastor alemán en miniatura sufra de enanismo que es un trastorno genético que conduce a una baja estatura. Este trastorno se da también en los seres humanos. Estos perros suelen ser estériles y sufren de pérdida de cabello severa a una edad temprana. El enanismo pituitario es muy raro y se acompaña de una serie de condiciones médicas.