Paso a paso del embarazo de las gatas

Share on Facebook16Tweet about this on Twitter0Share on Google+2


Las gatas tienen embarazos que duran entre 64 y 67 días, fase durante la cual sus futuros cachorros crecen y se desarrollan en el vientre materno, tal y como sucede con un embarazo humano. También es similar al humano en que el embarazo felino comienza cuando el espermatozoide alcanza el óvulo de la hembra, y termina con el nacimiento de las crías.

Antes del nacimiento de los cachorros, tienen lugar una serie de cambios que suponen un apasionante viaje para esas crías, que se desarrollan desde la nada hasta lo más completo en tan solo dos meses. Si tienes una gata y quieres que tenga cachorros, sin duda te vendrá genial saber cómo será su embarazo y qué fases tendrá. Sigue leyendo y te lo detallo paso a paso.

De la primera a la tercera semana

El gato macho libera millones de espermatozoides que van a la carrera para fecundar el óvulo de la gata. Una vez que lo consigue, el embrión comienza a viajar hasta el útero, y ahí intentará engancharse a sus paredes, lo que sucederá entre 12-13 días después de la copulación. El crecimiento de los felinos comienza rápidamente, y el latido de sus corazones ya se distinguen a los 20 días. El número de cachorros suele ser entre 1-5.

De la cuarta a la sexta semana


A partir de la cuarta semana, las células de los embriones aceleran su crecimiento, y a partir de entonces los embriones se centran en crear lo que van a ser los músculos y órganos. A partir del día 33, más o menos, los embriones tienen ya 5 centímetros de longitud y no pesan más de 7 gramos, aunque 10 días después su tamaño será ya del doble. Los pezones de la gata comienzan a prepararse para la lactancia a partir del día 35, volviéndose más rosados y grandes.

De la séptima a la novena semana

En la última fase del embarazo los cachorros ganan peso y crecen rápidamente, al igual que la gata. Los cachorros desarrollarán su hocico y su pelaje, teniendo ya una forma alargada a partir del día 50. En el vientre de la gata ya se nota que hay un embarazo, y hasta se pueden apreciar los movimientos y patadas de sus crías. En el momento de nacer, los cachorros ya medirán más de 10 centímetros de longitud y alcanzarán entre 80-100 gramos de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *