Pájaros: la golondrina
La golondrina es un ave que se puede encontrar en casi cualquier parte del mundo. Existen muchas variedades de golondrinas, y tienen interesantes hábitos de anidación y alimentación. Su silueta puntiaguda es inconfundible, junto con sus alas en ángulo y la bifurcación de su cola. Lo más impresionante es su forma de volar, ya que parece que se van a chocar con todo lo que hay a su alrededor y justo en el momento clave, esquivan todo.

Según algunos expertos, existen setenta y cinco tipos de golondrinas en todo el mundo. Ocho de los setenta y cinco especies se encuentran en Canadá y los Estados Unidos. Una de las especies más habituales son las Púrpuras. Suele medir entre 7,5-8 pulgadas de largo. Tiene una cola bifurcada y su plumaje es brillante de color azul-negro y la parte inferior suele ser más clara.

Las golondrinas son aves beneficiosas que consumen grandes cantidades de insectos por eso se la suele denominar como un pájaro insectívoro. Las diferentes especies de golondrinas prefieren diferentes tipos de insectos. Por ejemplo, a las púrpura les encantan las libélulas, las polillas y las mariposas. También, a otras les encantan las moscas. Además de los insectos, también pueden ingerir semillas.

Sorprendentemente, las golondrinas vuelven a los nidos año tras año. Las crías, cuando se hacen mayores, también suelen hacer sus nidos cerca de dónde habitan sus padres. Son capaces de construir nido que duran años y años. Los nidos viejos pero en buenas condiciones sin inquilinos, pueden ser ocupados por nuevas parejas. Suelen tener la misma pareja durante toda su vida.