Normas en un parque
A menudo, los parques se llenan de orgullosos dueños de perros que, a veces, no recuerdan unan normas básicas que deben cumplir. Seguro que si te tomas estas normas como consejos, la recordarás siempre:

- Siempre se debe mantener a la mascota con la correa puesta. Si existe una zona especial para perros mira si hay algún cartel que indique que lo puedes soltar, si no pone nada el perro debe ir atado. La correa es imprescindible y siempre debes llevarla contigo, por muy cerca que estéis de casa. Nunca se sabe cuándo se va a necesitar.

- No permitas que tu perro acose a otras mascotas o a la gente. Muchas personas se sienten intimidadas por la presencia de estos animales por mucho que utilices la típica frase de “no, si no hace nada”.

- En caso de terminar soltándolo, asegúrate de que el perro está bien entrenado y vuelve rápidamente cuando le llamas.

- Siempre debes mantener a tu perro a la vista y contigo. Si vas con otra persona y ves que no hay nadie por el lugar y decides soltarlo no pienses que tu compañero estará pendiente del animal. Es tu responsabilidad.

- Asegúrate de que tu perro está al día con sus vacunas.

- Si es hembra y está en celo, lo mejor es que no la lleves al parque. Te aconsejamos esto, no sólo para no excitar demasiado al resto de amiguitos, sino también por su tranquilidad.

- No lleves cachorros demasiado jóvenes. Sus sistemas inmunológicos no están completamente desarrollados y pueden coger diferentes enfermedades.

- Limpia y recoge siempre los desechos de tu mascota.