Cómo cortar las uñas del perro


Mantener las uñas de tu perro bien cortadas será mucho más cómodo para todos, aunque quien más te lo agradecerá será tu amigo. Cuando vayas a recortar las uñas de tu mascota lo mejor será que alguien te ayude, así podréis dividiros el trabajo: tú agarras la pata y cortas las uñas, mientras que la otra persona agarra al perro para que no se mueva mucho. No a todos los perros les encanta que les corten las uñas por lo que a veces es más fácil llevarle al veterinario y que termine haciéndolo él.

En las tiendas especializadas encontrarás diferentes tipos de cortadoras de uñas. Deberás “estudiar” las diferencias entre unos y otros, las calidades que presentan y cual se adapta mejor a tu mano para facilitar el proceso. No debes olvidar comprar maicena o polvo astringente que te ayudará a parar la hemorragia en caso de algún corte que le puedas hacer a tu mascota en las uñas. Si compras alguna golosina para premiarle, tu amigo te lo agradecerá.


Si nunca le has cortado las uñas al perro comienza levantando una de sus patas y observando la forma de las mismas. Una vez que notes como los dos estáis cómodos puedes comenzar con la manicura. Procura sentarte en el suelo y no forzarle demasiado las patas para que no se produzcan momentos de tensión innecesarios.

No cortes demasiado las uñas. Si tu perro tiene las uñas de color claro podrás ver claramente hasta qué parte es la que tienes que cortar. Si por el contrario tiene las uñas de color negro, corta simplemente el borde de la uña. Intenta que el corte sea rápido y seco. Si cortas demasiado y empieza a sangrar aplica presión en la punta de la uña para detener la sangre o directamente aplícale el polvo que te hemos comentado anteriormente.

Cuidar peces de colores


Los peces de colores son animales muy fáciles de cuidar y no necesitan demasiado espacio en la casa. Pueden vivir durante varios años (unos 10 años los casos más longevos) si se cuidan de forma apropiada. Aunque puedes utilizar cualquier pecera, ten en cuenta que cuanto más espaciosa sea esta mayor movilidad tendrán tus nuevos amigos.

Estos peces deben ser alimentados al menos dos veces al día. Si les observas con detenimiento verás como apenas tardan entre 5 y 10 minutos en comerse la comida. Ten cuidado al darles de comer; cuantas más comidas les pongas más comerán. Es muy fácil que estos peces mueran por sobreralimentación. Compra la comida específica para este tipo de peces y recuerda leer las recomendaciones sobre la cantidad y las veces que debes proporcionarles el alimento.


Muchas peceras normales no necesitan filtro de agua, pero si compras una pecera más sofisticada seguro que necesitas uno. El filtro te ayudará a mantener la pecera más limpia. De todas formas, cuando vayas a limpiar la “casa” de tus amigos vacía la mitad del contenido y vuelve a rellenar con agua limpia el recipiente.

Si ves que está muy sucio o tienes piedrecitas en el fondo que quieres ventilar, saca con cuidado a los peces con una redecilla especial e introdúceles en otro sitio que hayas preparado con anterioridad. No se te olvide observar a tu amigo durante algún tiempo a lo largo del día por si pudieras observar algún tipo de cambio en su comportamiento. Recuerda que tus peces de colores también se pueden poner enfermos.

Primeros Auxilios para tu mascota

mascotas
Cuidar a una mascota no es una tarea fácil y la verdad es que nadie nace sabiendo, por eso lo mejor es que consultes con tu veterinario cualquier duda que tengas sobre tu mascota. Ninguna pregunta es demasiado tonta a la hora de mantener a nuestros animales de forma segura y saludable. Por supuesto, la prevención es por lo primero que tenemos que luchar. Aquí tienes algunas de las situaciones médicas más comunes que pueden surgir con tu mascota.

Cortes, mordeduras, heridas punzantes, etc. Debes limpiar suavemente el área con agua tibia. Intenta tranquilizarle

Golpe de calor. Observa los síntomas del animal: jadeo incontrolable, colapso, ojos en blanco o mirada fija, puede llegar la inconsciencia. Lleva a tu mascota a un lugar fresco, tranquilo y comienza a suministrarle agua.

Accidentes de coche. Puede que la mascota entre en estado de shock; tratar de tranquilizarle y tápale por el frío del susto. Intenta detener cualquier hemorragia. Lleva a tu mascota al veterinario inmediatamente.

Picaduras de abeja o avispa. Si puedes ver el aguijón quítaselo con cuidado. A continuación, envuelve la zona afectada con un paño húmedo. Mantenle en observación para ver que síntomas tiene desde la picadura.

Quemaduras. Aplica agua fría en la zona afectada y llama al veterinario.

Veneno. No intentes hacer que tu mascota vomite. Llama deprisa al veterinario y dale todos los datos que puedas: que es lo que ha ingerido, cuanta cantidad, síntomas del animal, etc.

Cortar las uñas a tu mascota


Cortar las uñas a tu mascota es una costumbre imprescindible que debes adquirir, aunque sino te atreves por miedo a hacerle daño lo mejor es que lo lleves al veterinario para que lo haga él. Debes fijarte en las uñas de tu mascota ya que no puedes permitir que estas crezcan tanto que se les enrosquen. Esto puede crear problemas dolorosos a tu animal.

Acostumbra a tu mascota desde que es cachorro a cortarle las uñas. Comienza cuando es joven, ya que para él se convertirá en un proceso que forma parte de su vida. Cuando es más mayor no intentes hacerlo pillándole dormido o como si fueras a realizar una operación de cirugía. El animal no debe coger miedo a que le corten las uñas. Puedes seguir algunos de estos consejos:

– No cortes excesivamente las uñas. Corta la parte más blanca sin llegar a la parte ros, ya que si cortas esa parte harás que le salga sangre y que le duela bastante. Si las uñas de tu amigo son negras y no diferencias ningún color, recorta simplemente las puntas.


– Si el pero el animal es pequeño te podrán servir unas tijeras como las que utilizas para tus uñas, pero si su tamaño es mediano o grande deberás comprar unas tijeras especiales.

– La uña debe cortarse de abajo hacia arriba, no desde arriba hacia abajo. Recuerda siempre que no debes cortar demasiado. Por si te pasas cortando, ten preparado un pañuelito para quitar la sangre y unos polvos especiales que hay en el mercado (pregunta a tu veterinario). Esos polvos, aplicados en la herida, deben detener la sangre como mucho en 10 minutos. Si sigue saliendo sangre llama al veterinario.