Las razas de perros más grandes

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Bullmastiff
Debido a que las viviendas son cada vez más pequeñas, a la hora de adoptar o comprar un perro muchos deben optar por razas pequeñas. Sin embargo, desde Animal Mascota te recomendamos que no dudes ni un momento en escoger un can de raza grande para tu hogar si cuentas con espacio exterior suficiente para que el animal esté a gusto y pueda descargar toda su energía.

Hoy vamos a hacer un repaso por las razas más grandes del mundo. Puede que entre ellas encuentres la ideal para tu familia, así que no te lo pierdas.

Gran Danés

Una de las razas más grandes del mundo es el Gran Danés, también conocido como Dogo Alemán. Los machos pueden superar los 80 centímetros y pesan un promedio de 62 kilos. Se trata de perros estilizados que son normalmente empleados en la caza mayor.

Lebrel Irlandés

Aunque menos conocido, el Lebrel Irlandés o Irish Wolfhound es más alto incluso que el Gran Danés, ya que también supera los 80 centímetros de altura. Antiguamente era utilizado para cazar lobos y renos, aunque hoy en día también puede verse en los hogares, ya que se trata de un can muy noble que siente mucho amor por los niños

Lebrel Irlandes

Bullmastiff

También queremos incluir en nuestra lista de razas de perro grandes el Bullmastiff, que suele pesar entre los 45 y los 60 kilos. Al igual que el dogo, se trata de un perro estilizado.

San Bernardo

Por supuesto, también tenemos que hablar del San Bernardo, que puede pesar hasta 90 kilos y suele superar los 70 centímetros. Debes tener en cuenta que a pesar de su fama de bonachón, los machos son bastante territoriales y tienen un carácter dominante. Eso sí, tanto hembras como machos suelen ser bastante tranquilos.

San Bernardo

Otras razas grandes

Queremos finalizar mencionando algunas otras razas que no se quedan cortas en cuanto a tamaño: Alano Español, Borzoi, Deerhound, Dogo de Burdeos, Dogo del Tibet, Fila Brasileiro, Komondor, Tosa Japonés, Terranova, Kuvasz, Leonberger y Mastín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *