Las mascotas y los gusanos (parásitos)
Los animales también tienen gusanos. Siempre que adoptes o compres un animal, asegúrate de que está desparasitado. Uno de los gusanos más habituales es el conocido como giardia. Por si no sabes lo que es, comentarte que es una infección por protozoos del intestino. Los perros suelen transmitírsela de unos a otros. También el agua estancada puede producir dicha infección.

Ten cuidado con ella, ya que es muy contagiosa y también puede ser muy difícil conseguir su desaparición, ya que no hay ningún medicamento 100% efectivo. Puede ser transmitido a las personas, pero será cuando se esté en contacto directo con las heces de los animales. En las persona, da lugar a un intenso dolor abdominal, calambres y diarrea en las personas. No se puede prevenir mediante la vacunación.

Muchos propietarios de mascotas se preguntan cómo prevenir las infecciones por gusanos en sus mascotas, pues bien, lo principal es mantener una higiene perfecta. El agua estancada también puede ser un verdadero problema por lo que deberás observar en qué lugares bebe tu amigo. También debes observar a los pequeños de la casa cuando estén jugando con sus mascotas. No dejes que los perros les laman la cara.

Los productos para la eliminación de estos parásitos son muy variado, así que lo mejor es que consultes con el veterinario cuál es el mejor para tratar el problema de tu mascota. Recuerda que siempre debes estar pendiente de tu mascota. Si notas como repentinamente empieza a perder peso, esto puede ser un síntoma de que el animal tiene parásitos, así que llévale al médico para que le haga un buen chequeo.