Las enfermedades más comunes en los loros
A continuación te mostramos una breve lista sobre cuáles son las enfermedades más comunes en los loros. Es importante que si tienes uno de estos animales en casa sepas bien cuáles son y por qué se pueden producir. También es importante prevenirlas para evitar el mal trago de acudir a un veterinario para solucionar el problema.

Las seis que más se repiten

Salmonelosis: enfermedad que en las aves provoca diarrea. Las causas pueden ser alimentos o aguas que estén contaminadas. Para prevenirlas sólo tendrás que limpiar los alimentos que le vayas a dar a tu mascota.

Cocidiosis: esta otra enfermedad consiste en la inflamación de su intestino. Generalmente la producen unos parásitos que también provocarán en los loros diarrea, además de una enorme pérdida de peso. Limpiar su jaula es la mejor manera de prevenirla.

Parásitos externos, piojillos o ácaros: la mejor forma de tratarlos es limpiar la jaula y bañar al loro. Si esto no surte efecto habrá que emplear un espray especial para la desparasitación.

Colibacilosis: esta es una enfermedad infecciosa que ha llegado a ser causa principal de la muerte en muchos individuos de esta especie. Los síntomas más importantes son por un lado el cansancio y por otro la pérdida de apetito. Si el animal cae enfermo necesitará un tratamiento especial con estreptomicina.

Las enfermedades más comunes en los loros
Pulmonía: viene producida por corrientes de aire. Sus síntomas van desde mucosidad y ojos legañosos, hasta dificultad para respirar. El tratamiento consistirá básicamente en aplicar calor al animal (lo más efectivo son las lámparas de infrarrojos).

Muda anómala y muda francesa: la primera de estas enfermedades se va a producir o bien por ciertos errores en su alimentación o bien por un sentimiento de soledad del animal. En este último caso el animal se arrancará las plumas él mismo si permanece grandes períodos de tiempo sólo. La segunda de las enfermedades afecta únicamente a las plumas de su cola y de sus alas, de tal forma que podrá llegar a incapacitar al loro a la hora de volar.