La torsión de estómago en el perro

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

torsion de estomago
¿Sabías que la torsión de estómago es un problema muy habitual en perros? Además, si no se resuelve de forma rápida, puede provocar la muerte del animal.

Todos los canes pueden sufrir este problema, pero es más común en perros de talla grande, cuerpo delgado y tórax profundo, como el Doberman, Akita Inu, Rottweiler, Bóxer, Dogo alemán, Galgo, Mastín español, Mastín del Pirineo, Pastor Alemán, Pastor Belga o Setter Inglés, entre otros. ¿Quieres saber en qué consiste y cómo solucionar este problema? ¡Pues atento!

La torsión

La torsión es cuando el estómago gira sobre sí mismo ante un movimiento brusco, algo que ocurre porque los ligamentos que sujetan el estómago de los perros no son los suficientemente fuertes. ¿Y por qué es más común en perros grandes? Pues porque el volumen de la cavidad abdominal es mayor y el estómago puede albergar más comida, dificultando su sujeción por parte de los ligamentos que, además, son menos firmes. Ocurre después de una dilatación del estómago, normalmente por un exceso de comida. Si no se trata a tiempo, puede provocar graves daños en órganos como el riñón, el páncreas y el corazón.

torsion de estomago1

Síntomas

Te darás cuenta de que tu perro ha sufrido una torsión de estómago porque se muestra nervioso e inquieto; se le hincha el abdomen, si lo tocas levemente se queja y, si lo golpeas suavemente, suena hueco; y tiene espasmos abdominales, gases o intenta vomitar sin conseguirlo. Si notas alguno de estos síntomas, deberás llevar al animal al veterinario. La única forma de solucionar la torsión es la cirugía.

Prevención

Para que tu perro sufra este problema deberás evitar que haga grandes ingestas de comida y agua (mejor darle de comer en raciones pequeñas varias veces al día); evitar que bebe mucha agua después de comer, sobre todo si está fría; restringir la actividad física antes y después de comer; no estresar ni excitar al animal mientras come; realizar los viajes en ayunas; no proporcionarle comida a última hora de la noche y evitar las comidas que puedan producirle gases o una digestión pesada.

1 comentario

  1. tengo informado por parte de mi veterinario que para evitar este problema, NO darle de comer antes del ejercicio y este tratar de que sea por la mañana y en ayunas, posteriormente dejarlo reposar antes de darle agua, y que esta sea mínima para posteriormente y después de media hora si el ejercicio fue duro y estresante darle sus croquetas en proporción de su raza, edad, tamaño, su servidor tiene un huaky siberiano, por las mañanas lo llevamos a ejercitarse por espacio de 1.30 has, un trabajo regular los lunes y jueves, se le deja reposar por 15 minutos, posteriormente se le da agua y 15 minutos despues se le da una buena porción de croquetas, relajarlo y descanso en casa, hasta despues de las 3 de la tarde un paseo corriendo lento y su alimento de regreso agua y su porcion de croquetas, por la noche un buen paseo lento caminando al termino se le da solo agua y hasta el otro día, asi evitamos la TORSION, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *