La respiración de las tortugas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+5

Tortugas
Las tortugas son uno de los animales más antiguos, casi prehistóricos y que han sobrevivido a una gran variedad de condiciones adversas a lo largo de su historia. Pueden respirar de diferentes maneras, algunas incluso de forma anal, algo que yo al menos jamás me hubiera imaginado. Es una característica descubierta hace relativamente poco por algunos expertos.

Las que respiran de esa forma son, principalmente, la tortuga Fitzroy y la tortuga pintada del este, la primera de Australia y la segunda de Estados Unidos. Las tortugas no tienen un diafragma o un sistema muscular como el nuestro, por lo que la respiración es más difícil para ellas. Es por eso que cualquier orificio que tengan en su cuerpo se deba adaptar para que puedan respirar por ahí, y cada especie elige el que más cómodo le resulta.

Sus pulmones

A pesar de ser muy conocidas, las características de las tortugas son en realidad desconocidas para la mayor parte de la gente. Es muy peligroso que se den la vuelta y se queden apoyadas sobre su concha, porque los pulmones pueden ver comprometido su funcionamiento, al igual que su corazón, y dejar de respirar. Nunca las pongas al revés, ni solas ni cuando las cojas.

Tortuga en la mano
A veces resulta difícil poder coger a las tortugas de manera diferente a esa, especialmente si están pataleando sin cesar. Pero es muy importante que tengas en cuenta los daños que pueden sufrir, así que no conviene poner en riesgo su salud para que no te lleves un par de arañazos. Consulta con algún especialista cuáles son las mejores formas de cogerla y así te ahorrarás pasar un mal rato. Como en la foto es lo ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *