La reproducción de los perros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


¿Estás planteándote cruzar a tu mascota para que tenga descendencia? Pues antes de nada debes saber que aunque tener una crianza de perros es una tarea gratificante, a la vez es muy sacrificada y exigente y requiere de mucha responsabilidad. Además, es importante que sepas que la creencia popular que dice que las perras deben criar por lo menos una vez en la vida es totalmente falsa. Por el contrario, hay que tener en cuenta que todo embarazo es un riesgo, tanto para la madre como para los cachorros.

Dicho esto, a continuación vamos a darte todos los datos importantes acerca de la reproducción de los perros, ya sea porque tengas pensado cruzar a tu mascota o porque sientas simple curiosidad.

Celo

Todo el proceso empieza con el celo de la hembra, que ocurre por primera vez entre los 9 meses y el año de edad, aunque en algunas especies de gran tamaño no ocurre hasta los 18 meses. Sin embargo, la edad óptima para la reproducción es cuando el animal ha alcanzado su desarrollo físico total, no antes del segundo o el tercer celo.

Apareamiento

En cuanto al celo, durante los 8 o 10 primeros días saldrán unas gotas de un líquido sanguinolento de la vagina de la hembra y la vulva se inflamará. Durante este periodo la hembra atrae a los machos pero no los acepta. Es a partir del décimo día cuando la hembra comenzará a aceptar al macho, durante 8 o 10 días más, tiempo en el que adopta una posición arqueada con la cola elevada y manteniéndola horizontalmente hacia un lado Es aconsejable que la hembra esté durante uno o dos días con el macho para que se pueda desarrollar el cortejo preliminar antes del apareamiento.

Gestación

Si el apareamiento ha sido exitoso, la hembra tendrá una gestación de unos 63 días o menos. La alimentación durante las primeras semanas deberás ser normal, aunque en las tres últimas se tendrá que incrementar en un 25% más o menos. Además, es importante que continúe haciendo ejercicio.

Parto

Aunque la mayoría de hembras se las suelen arreglar solas a la hora de parir, es mejor vigilar que todo vaya bien. El parto comienza cuando la hembra empieza a tener contracciones para expulsar al primer cachorro, que debe ser antes de que pasen dos horas desde la primera contracción. Si no es así, hay que avisar al veterinario.


Los cachorros nacen con la placenta que los envuelve, que es de un color verdoso. La madre les retira esa membrana, desgarrándola con los dientes. Entre el nacimiento de un cachorro y otro, suelen pasar unos 20 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *