La obesidad en hámsters

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

obesidad-hamster1
Es bien sabido que la obesidad puede afectar tanto a perros como a gatos pero, ¿sabías que los roedores también pueden padecer esta enfermedad? En Animal Mascota ya te hablamos sobre cómo controlar la obesidad en conejos y hoy queremos hablarte sobre los hámsters, ya que la obesidad es una patología bastante frecuente en este tipo de animales, sobre todo en los rusos.

En concreto, hoy queremos hablarte sobre las consecuencias de esta enfermedad en este tipo de pequeños roedores y sobre qué hacer para controlarla. ¿Te gustaría acompañarnos?

Consecuencias de la obesidad en hámsteres

Lo primero que debes saber es que el sobrepeso puede acarrear graves consecuencias en los hámsters. De hecho, esta patología suele venir acompañada de enfermedades hepáticas, diabetes y otra serie de problemas que acortan su vida. Además, es importante que tengas en cuenta que la obesidad puede causar distocia (que la hembra no pueda expulsar a las crías en el parto) e infertilidad.

obesidad-hamster

Una alimentación adecuada

Afortunadamente, evitar la obesidad en hámsters es bastante sencillo, ya que esta enfermedad suele estar causada por una alimentación inadecuada. Así, te recomendamos que le proporciones a tu mascota una dieta correcta, sin olvidar que estos animales son omnívoros. Así, aunque debes ofrecerles semillas, frutas y verduras, también deberás incluir proteína animal en su dieta, además de heno. Según los expertos, el 50% de la alimentación de un hámster debe ser pienso de gama alta o preparado casero, el 45% verduras y el 5% frutas bajas en calorías.

Ejercicio

Por supuesto, para que tu hámster no tenga sobrepeso es importante que realice ejercicio. Para ello, solo deberás proporcionarle las herramientas necesarias. Eso sí, lo más importante es que tu mascota cuente con una rueda en su jaula. En el mercado también encontrarás bolas y otros juguetes diseñados para hámsters. Por otro lado, es buena idea que les dejes sueltos por casa para que corran.

Artículo recomendado: Ventajas de tener un hámster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *