La hidratación en el hámster

Share on Facebook46Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


El hámster es una mascota ideal para los más pequeños de la casa, ya que además de tratarse de un animal barato, sus cuidados son sencillos. Además, no es necesario llevarlo al veterinario, a menos que enfermen, algo poco habitual si los cuidamos como es debido. Un factor clave es la hidratación.

Los hámsteres sobreviven con poco agua, ya que a lo largo de la evolución se han acostumbrado a vivir así. En general, cubren sus necesidades comiendo alimentos ricos en agua, como frutas o vegetales. Sin embargo, deben tener agua en la jaula, ya que los hámsteres domesticos suelen alimentarse de preparados alimenticios a base de semillas y frutos secos. Te damos más detalles a continuación.

Cuánto bebe el hámster

En realidad, este pequeño rodeador consume 10 ml de agua por cada 100 gramos de peso al día. Así, un hámster adulto debe consumir de 8 a 12 ml diarios. Lógicamente, las razas más pequeñas beberán menos agua al día.

Cómo dar agua al hámster

Para darle de beber a tu hámster podrás hacer uso de la clásica botellita con un tubo que se cuelga de la jaula o colocar un pequeño recipiente lleno de agua dentro de la jaula (siempre deberá estar en el mismo lugar). Sin embargo, la mejor opción es la primera, ya que además de no ocupar sitio en la jaula, evitamos que se vuelque. Hay que tener en cuenta que no es nada recomendable que el serrín de la jaula se moje, ya que al hámster le sienta mal la humedad, pudiendo desarrollar enfermedades.

Independientemente de la opción que escojas, deberás limpiar y rellenar el recipiente con agua fresca cada día. Además, es recomendable hervir y enfriar el agua o filtrarla antes de dársela al animal.

Consecuencias de la falta o el exceso de agua

Si a tu hámster le falta agua le notarás espacialmente inquieto y puede llegar a desarrollar estrés. Otro síntoma puede ser el estreñimiento. Por el contrario, el exceso de agua solo es aplicable mediante la comida, ya que el hámster tiende a beber lo que necesita. Por eso, hay que evitar darle solo alimentos ricos en agua, ya que podrían desarrollar diarrea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *