La alimentación de los guacamayos

Share on Facebook31Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

La alimentación de los guacamayos
El guacamayo es un ave con mucha historia, que se remonta a la época de los incas. Originario de México, sus inconfundibles y atrevidos colores conquistan a muchos amantes de los animales que escogen al guacamayo como su animal de compañía.

¿Tú también quieres uno? En ese caso, no te pierdas nuestros consejos sobre cómo alimentar al guacamayo.

Alimentos secos

Un animal exótico que exige un cuidado y una atención especial, así que ante cualquier duda, no olvides consultar con tu veterinario de confianza. Porque además de nuestra mascota, es también un miembro de la familia, Por lo tanto, es responsabilidad de todos que el guacamayo se sienta como en casa.

Por lo que se refiere a la alimentación, la dieta del guacamayo azul y amarillo se divide en alimento seco y húmedo.

En cuanto al alimento seco, los expertos nos recomiendan que sea el equivalente al 10% de su peso corporal. Un alimento que debe consumir a diario. ¿Y qué tipo exactamente? Frutos secos, pienso de alta energía, semillas y legumbres germinadas. Unos alimentos que encontrarás en cualquier comercio especializado.

La alimentación de los guacamayos

Alimentos húmedos

Mientras que los alimentos húmedos consisten en frutas y verduras frescas que son importantísimas en la dieta de nuestro guacamayo. En este sentido, la cantidad de alimentos húmedos que nuestra mascota debe consumir es aproximadamente el 10% de su peso corporal.

¿Y qué tipo de frutas y verduras? Se recomienda alimentar al guacamayo con frutas que tengan un alto valor calórico, como por ejemplo el plátano. Pero no olvides que su dieta debe incluir hasta cinco ingredientes diferentes, por ejemplo en una deliciosa macedonia de futas. Sin embargo, el aguacate no es muy aconsejable para la dieta de los guacamayos, así que evítalo.

¿Nos hemos olvidado algo importante? No olvides compartir con nosotros tus propios consejos sobre la alimentación de los guacamayos.

Artículo recomendado: El guacamayo azul y amarillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *