La alimentación de los gatos mayores

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Por mucho que se diga que los gatos tienen siete vidas, lo cierto es que solo tienen una. Eso sí, como te comentamos el otro día cuando te contamos cómo calcular la edad del gato en años humanos, es cada vez más larga: un gato puede vivir alrededor de los 18 años o más.

Igual que suele pasarnos a los humanos, en la última etapa de sus vidas, los gatos precisan cuidados específicos para conseguir tener una mayor calidad de vida y bienestar. Así, si tienes un gato anciano, deberás estar más pendiente de los achaques típicos de la edad (dolores articulares; pérdida de visión, oído y olfato…), de los dolores que puede sufrir el animal, de sus visitas veterinarias y, por supuesto, de la alimentación. Hoy en Animal Mascota vamos a ocuparnos de este último punto.

Gran variedad de productos

Los gatos necesitan tener una alimentación adecuada para garantizar su calidad de vida durante todas las etapas de su vida, aunque más especialmente cuando comienzan a hacerse mayores. Afortunadamente, hoy en día en el mercado podrás encontrar una gran variedad de productos para cubrir todas sus necesidades nutricionales.

Exigencias nutricionales

A medida que los gatos envejecen, sus exigencias nutricionales cambian, ya que suelen volverse menos activos, pasan más tiempo en el interior y tienen un metabolismo más lento. Así, necesitan menos calorías pero una alimentación rica en proteínas de alta calidad y pocas grasas, además de hidratos de carbono de fácil digestión. Los minerales esenciales le ayudarán a conservar las articulaciones y las vitaminas y las proteínas le ayudarán a combatir las infecciones a las que su cuerpo puede ser más vulnerable.

Además, la comida adaptada a los gatos senior contiene baja concentración de fósforo para reducir la presión en los riñones y vitamina E añadida.

Cómo alimentarlo

Por otro lado, es aconsejable que le des de comer trozos más pequeños y tiernos, ya que, con la edad, los gatos también pierden su capacidad de masticar. Además, es mejor que le des de comer a menudo pero en pequeñas cantidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *