Juegos de perros en zonas de agua
Muchos perros aman el agua, pero no todos los perros están naturalmente “diseñados” para realizar actividades acuáticas. Ya sea porque le encanta el agua o porque quiere vigilaros, puede que a tu perro le encante estar cerca de vosotros cuando estáis en la piscina o en una zona de agua como por ejemplo, un río. Toma nota de algunos consejos de seguridad que os serán muy valiosos en esta situación:

- No tires nunca a su perro en el agua
Dale a conocer el agua lentamente. No todos los perros son nadadores naturales, especialmente las razas braquicéfalas con la cabeza corta, ancha y plana como por ejemplo el Bulldog Inglés y los Boston Terriers.

- Obligarle a buscar objetos
No le tires la pelota a una zona de agua en la que no sepas que hay debajo de la superficie. Puede haber rocas grandes o irregulares que le hagan daño, zonas con agujeros en los que el animal se pueda hundir, etc. Usa una chaleco especial para perros ya que si se hunde o tiene algún problema, nadar no le resultará tan agotador.

- Los descansos
La mayoría de los perros, si se lo están pasando bien, jugarán hasta que se caigan rendidos. Al igual que con los niños, los perros deben ser forzados a salir del agua de vez en cuando para descansar. Un perro cansado tiene mucho más riesgo de ahogarse. Dale agua fresca para que beba.

- Seca los oídos del perro
La humedad en el conducto auditivo contribuye a la aparición de las dolorosas infecciones de oído.