La higiene del hámster

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El hamster es una de las mascotas que más presencia tienen en los hogares, aunque aún en cantidad por detrás de perros o gatos. El problema que puede tener este animal es que, como cualquier roedor, suele despedir un olor fuerte, especialmente si no limpias su jaula con mucha frecuencia o si no lo haces de la forma en la que deberías hacerlo para que quede bien limpia y huela bien.

Estos animalitos suelen repasarse el pelaje y limpiarse las patas varias veces al día para poder sentirse más limpios, algo que suelen hacer también los perros y los gatos. Aunque ellos se limpien mucho, la jaula sí que suele acumular bastante suciedad, por lo que hay que limpiarla 1-2 veces por semana, frotando bien con una esponja con jabón y después enjuagando. No utilices papel de periódico ya que refuerza el mal olor, además de que el papel y la tinta pueden intoxicar al hamster.

Higiene básica

Aunque el hamster se limpie solo, también hay que seguir una rutina de higiene que le procuraremos nosotros. De todas formas, tampoco hay que bañarlos mucho ya que con su propia higiene van bien servidos por mucho tiempo. Si quieres establecer una pauta, báñalo una vez al mes. También es recomendable que lo bañes de forma especial si ha hecho alguna trastada que lo haya dejado sucio.


A la hora de bañarlo debes tener en cuenta varias cosas que son muy importantes, como el hecho de que no le podrás mojar la cabeza ya que podría entrarle agua en las fosas nasales o en las orejas. Esas dos cosas pueden ser muy peligrosas, por lo que debes tener muchísimo cuidado. Lávale el resto del cuerpo con agua y jabón y después sécalo con una pequeña toalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *