Por qué los gatos necesitan arañar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Es muy posible que si tienes un gato en casa hayas encontrado un mueble u otro objeto del hogar arañado en más de una ocasión. Por eso, se recomienda a todos los dueños de felinos que ante la llegada de su nueva mascota, incluyan, al menos, un rascador en el hogar.

Este sencillo objeto permite al felino mantener sus uñas fuertes, además de permitir la posibilidad de dejar potentes señales felinas al resto de los habitantes de la casa, ya sean otros felinos, perros o personas. A continuación te damos todas las claves de por qué los gatos necesitan arañar.

Una forma de comunicarse

Como te acabamos de comentar, los gatos arañan objetos para comunicarse. La superficie rayada supone una señal muy visible para el resto de felinos y humanos. Pero no creas que esta información solo es visual. Los gatos tienen glándulas olorosas en las almohadillas de sus patas, unas células que dejan señales olfativas al resto de los habitantes de la casa.

Ahuyentar el estrés

Los humanos huimos del estrés diario escuchando música, haciendo ejercicio o saliendo por ahí con los amigos, entre otras muchas maneras. Los gatos, sin embargo, se ayudan de los rascadores, que además de limar sus uñas les liberan de la ansiedad.

Objetos que les sirven de rascador

Lo mejor si se tiene un gato es comprarle un rascador (en el mercado los hay desde 15 euros, pudiendo encontrar diseños más sofisticados y, por supuesto, más caros). Si no se le proporciona al felino el rascador adecuado, el felino elegirá de forma natural un pequeño número de objetos para el lijado de sus uñas, como los bajos del sofá, las patas de un silla, cestas de mimbre, alfombras…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *