Funcionamiento del registro de mascotas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+5


En nuestro país es absolutamente obligatorio que todos nuestros perros estén identificados, ya sea por un chip o por un tatuaje, aunque lo primero es lo más habitual. Al registrarlo, nuestro perro ya estará identificado, con lo que entra a formar parte de un registro que gestiona cada comunidad autónoma, por lo que si te vas a vivir a una diferente deberás volver a registrarlo.

El cambio de región suele tener un coste de unos 50 euros, y hay que volver a entregar toda la documentación que probablemente ya entregaste la primera vez que lo apuntaste. De todas formas, empecemos por el principio, que son los pasos a seguir para poder registrarlo, aunque hay que tener en cuenta que alguna documentación cambia en alguna comunidad.

Cómo identificarlo

En casi todas las regiones piden la misma documentación, así que la podrás ir preparando y luego preguntar por si necesitas algo más. Deberás entregar una copia de tu DNI y el número del chip de tu mascota, así en el registro se comprobarán los datos para verificar que están correctos, como por ejemplo dirección y teléfono para poder contactar contigo en caso de pérdida.


Si los datos que lleva tu mascota en el chip no son correctos, deberás ir a un veterinario para que los actualice, algo que debe ser gratuito. Lo más aconsejable es que cada vez que cambies un dato de contacto importante, como tu domicilio particular o tu número de teléfono, vayas a un veterinario para actualizarlo en el momento y así no encontrarte con que estás perdiendo el tiempo al ir al registro y tener que volver atrás en tus pasos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *