Falabella, un caballo en miniatura
A pesar de lo que cree la gran mayoría, no todos los caballos en miniatura son ponis. También existen otras especies como, por ejemplo, el Falabella, considerado uno de los caballos más pequeños del mundo. Originarios de Argentina, estos animales poseen idénticas cualidades que los caballos normales y aunque pueden usarse para montar, generalmente su tienen como mascotas.

El nombre de Falabella corresponde, en realidad, al de la familia que comenzó a criar este tipo de caballos a base del cruce de animales de menor tamaño. ¿Quieres conocer más detalles sobre este tipo de caballos?

Características del Falabella

Este peculiar caballo procede del poni de Shetland y lo único que le diferencia de los caballos de mayor medida son las medidas. De hecho, su altura oscila entre los 70 y los 85 centímetros. En cuanto a sus extremidades, son delgadas y débiles; su cuello es ancho y corto y no tiene demasiada fuerza; y puede alcanzar los 70-80 kilos.

Falabella, un caballo en miniatura
En cuanto a las crines del Falabella, son sedosas, largas y tremendamente pobladas y pueden ser negras, castañas o tordas.

Unas excelentes mascotas

Estos caballos son dóciles y calmados y se adaptan a la perfección a todos los entornos y a la compañía de personas, pudiendo convertirse en excelentes mascotas. De hecho, entre los 70 y los 80, tener un caballo Falabella era lo más y, aunque ahora no está tan de moda, esta raza auténticamente argentina aún sigue criándose y vendiéndose por todo el mundo.

Por qué no se considera un poni

El Falabella no está considerado como poni porque mide menos de 1,48 cm de altura. Además, como te hemos comentado antes, cuenta con todas las características de los caballos, algo que no sucede con los ponis.