Etapas del embarazo de una perra
El embarazo es siempre una emocionante experiencia para cualquier ser vivo. El embarazo de cualquier mascota puede ser un verdadero acontecimiento y es una gran responsabilidad que debe ser asumida por los dueños. Se deberá someter a la mascota a los controles de salud necesarios y, posteriormente, se debe hacer lo mismo con los cachorros.

Las etapas del embarazo de una perra deben ser conocidas por el dueño para así, saber cómo tiene que actuar en cada momento. El embarazo de una perro tiene una duración de hasta 9 semanas (63 días). Sin embargo, podría dar a luz antes o después (entre 58-68 días). Como los cachorros crecen en el útero de la madre, se requiere la atención médica adecuada para asegurar un parto saludable. Para ello, se debe estudiar la anatomía y el embarazo en sí, en la raza del animal.

La ignorancia del “ayudante” en el parto puede ser perjudicial para la perra y también para los cachorros. Al igual que cualquier mujer embarazada, una perra durante el embarazo requiere de muchos cuidados, amor y afecto. Recuerda que la primera etapa en el embarazo de tu perra será la de gestación. No hay síntomas claros para diagnosticar a simple vista la gestación en las perras. Por lo tanto, un perrita es probable que muestre signos de embarazo después de los primeros 25-36 días de apareamiento.

Después debes estar preparado para la siguiente fase: el parto. Intenta buscar el lugar apropiado en el que tendrá lugar el acontecimiento. Asegúrate de que el “paritorio” está alejado del ruido y el “movimiento” de la casa. Deja a la mamá y a los cachorros algún tiempo a solas para que se vayan conociendo.