Errores al educar perros

Share on Facebook31Tweet about this on Twitter0Share on Google+3


Como es natural, los dueños solemos equivocarnos cuando tratamos de educar a nuestros perros. Se trata de errores que aunque en un principio parecen no tener ninguna importancia, a la larga pueden provocar frustraciones tanto en el dueño como en el propio animal.

Y es que educar a un perro no es tan sencillo como parece en un principio, entre otras cosas porque los canes son animales inteligentes, cariñosos, divertidos y con una capacidad de aprendizaje enorme, aunque a veces es difícil interpretar su lenguaje y comportamiento. A continuación vamos a enumerarte los cinco errores más comunes al educar a un perro para que puedas evitarlos.

Castigos en lugar de refuerzos

Aunque existen muchas corrientes a la hora de educar al perro, está cobrando fuerza la educación en positivo, que sugiere olvidarse de los castigos y optar por el refuerzo positivo cuando se requiere enseñar una pauta al can. Como los premios para peros proporcionan placer al animal, éste no tardará en asociar una conducta aprendida con una experiencia agradable.

Órdenes demasiado contundentes

Por otro lado, muchos expertos recomiendan huir de las órdenes demasiado contundentes, ya sea para educarlo o para tratar de que abandone una conducta poco deseada. Las órdenes que modifican la conducta canina a través del control de su parada, implican un aprendizaje estresante.

Usar la fuerza

Por supuesto, la fuerza y los castigos físicos no son nada recomendables. Y es que además de crueles, suelen tener consecuencias poco deseables, como provocar miedo en el perro.

Pautas difíciles

Otro error común es agobiar al animal con demasiadas enseñanzas o con pautas difíciles. Lo mejor es que el perro asimile pautas sencillas.

Culpar al perro

Si no se logra enseñar al animal lo que pretendemos, la culpa siempre es nuestra y no del perro. Por tanto, este fracaso no debe ser motivo de enfado, frustración ni desánimo. Solo es necesario un poquito más de esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *